Publicado en Tecnología

Hasta donde sabíamos el Kinect de Microsoft nos permitía interactuar con objetos virtuales a través de un scanner. Ahora el proyecto “Aireal” de Disney nos permite sentir hologramas en el aire.

Sin duda el Kinect es un dispositivo fantástico que sorprendió a toda una generación de escépticos y gamers, dispuestos a dominar esta nueva unidad de mando para el Xbox 360, que le permitía al usuario interactuar con un mundo virtual, a través del movimiento del cuerpo. Sin embargo a esta maravilla, solamente le hacía falta una cosa. “Permitirte sentir ese mundo virtual con tus propias manos”.

Aireal es el resultado de la investigación iniciada por el estudiante Rajinder Sodhi de la Universidad de Illinois y el investigador de Disney Ivan Poupyrev. Básicamente, cuando Aireal se conecta a un televisor o iPad, este pequeño dispositivo emitirá unos anillos de aire que le permiten al usuario tocarlos sin necesidad de controles o guantes.

Todo el sistema del Aireal, se compone de cinco amplificadores y proyectores que le permiten rastrear el cuerpo a través de un sensor, para luego lanzar una serie de anillos de aire comprimido que al colapsar con el tacto, activan una función que le indica al sistema que se realizó una interacción con el objeto.

En la práctica, este dispositivo puede crear desde botones aéreos, hasta texturas que simulen el agua, la arena y el aire. Además de ofrecer la opción a otros innovadores de crear espacios inmersivos con los cuales se pueda interactuar.
Sin duda Disney, no solo nos ha hecho soñar con sus encantadoras historias y ahora nos ha traído una tecnología sacada de una fantasía a la realidad.

Publicado en Arte

Por @SilviaMartinez

“..Y vivieron felices por siempre”… eso nos dicen siempre al terminar de contarnos cualquiera de las famosas historias de Disney. Aun así, ¿se han puesto ustedes a pensar en lo que sucedió con todas aquellas princesas y sus azules príncipes, después de su luna de miel?, pues la ingeniosa fotógrafa canadiense Dina Goldstein quiso realizar un ligero recorrido visual a través de la vida de estas princesas, la parte que nunca nos fue contada y el después de su final feliz; un presente realmente diferente al que todos pensamos vivían estas hermosas mujeres de ficción. 

Goldstein en su trabajo, nos muestra a unas princesas esclavas de su propia historia. Una hermosa sirena encerrada en un Zoológico, una bella bestialmente adicta a la belleza y a una blanca nieves que paso de divertirse con siete enanos mineros a vivir con un esposo perezoso, y a varios hijos y que además no se ve muy feliz, no como nos contaron que el príncipe o el mismo cuento se lo había prometido.

En este trabajo la artista sugiere cierto tipo de advertencia subliminal, algo así como, “chicas, las princesas de cuentos de hadas no son felices si piensan solo ser eso, princesas” ... ó tal vez … “ Una princesa es aquella que hace lo que le apasiona sin necesitar de príncipes, ellas no se desvelan esperando a que estos hombres azules las saquen de sus torres. En los términos de Goldstein la verdadera vida de estas princesas después de su luna de miel, duele.Desde su peculiar punto de vista, sobre la mitificación de los cuentos de hadas (u horror) de Disney. Disfruten de este un buen trabajo fotográfico cargado de ironía y sátira sobre los roles de la mujer en los cuentos de la cultura popular mediática.

http://www.dinagoldstein.com/

Publicado en Arte

Por @matildapina

La angelicalidad de sus rostros y la destilación de la perfecta belleza rosa femenina de sus princesas, es el secreto de su encanto para ser admiradas por todos los personajes de sus clásicas historias, encontrando el verdadero amor que las llevara a un feliz por siempre.

La diseñadora, Greta* (on tumblr), rompe los esquemas plasmados por el mágico mundo de Disney, expresando la liberación femenina  en donde los vestidos con extensiones de tela, los colores pasteles y maquillaje imperceptible ya no definen a la mujer de hoy; rentándolas a romper los cánones de belleza establecidos por la sociedad.

Reflejando visualmente su pensamiento en la trasformación física de las más famosas princesas de Disney, tipificadas bajo las nociones estéticas de las tribus urbanas de la actualidad, mostrándonos a una metalera Ariel, muy lejos de las profundidades del mar, exponiendo el neo-goticismo de Alicia y una espontánea sonrisa de una Pocahontas  hardcorera entre otras.

* no se conoce la identidad completa de la autora de la serie.