Powered by EverLive.net
Publicado en Tecnología

La música ha sido parte del mundo y de las personas desde el principio de los tiempos, muchos hemos utilizado el términosentir la música” para hacer referencia a su capacidad de transmitir emociones y sensaciones en momentos de nuestra vida: como en un día de playa, una mañana de ejercicio, una noche en la oficina, montando en bicicleta o a la hora de tomar el bus.

 

Publicado en Innovación

Banner content

Ahora la música cobra vida gracias a Sinfini Music, un proyecto musical que plantea redescubrir la pasión por la música clásica, y al artista Alan Warburton. Ambos unieron esfuerzos para producir un video que utiliza luces de neón en una alucinante animación con la música de Johann Sebastian Bach (1685-1750, Alemania. El video busca simplificar y acercar al público en general en fascinante mundo de las armonías musicales.

Algo que encuentro interesante, además de la producción y realización del video, es que si usted no está interesado en aprender a tocar una complicada obra musical de piano, lo puede “digerir” con simplemente seguir la secuencia de iluminación de las luces de neón. Ojalá todo el arte moderno fuera como esto.

Sin lugar a dudas la música clásica no es aburrida, menos si se le añade iluminación animada.

J'ai bien aimé!

Publicado en Arte

¿Aburridos de la misma música? 

¿Los mismos lugares de siempre, la misma gente, las mismas canciones que suenan en la radio lo traen de lo que le queda de pelo? si su iPod ya cambió de nombre por el de “tedio y rutina”. People Music, es un nuevo blog musical cargado con lo mejor de la escena nacional independiente que hará que resucite de nuevo.

Si es músico y siempre se sintió fuera de lugar, en este sitio podrá encontrar una amplia oferta de sitios para tocar con su grupo con el buscador de ensayaderos, que People Music tiene para usted. Además de un perfecto aliado para impulsar sus EP y los temas de su autoría.

¡Animo Lazaro!

Levántate y visita el blog musical con más onda de la red: http://www.peoplemusic.co/

Publicado en Arte

A principios de los 90´s por mis manos rotaron un sin número de casetes que de alguna manera hicieron parte para bien o para mal de este crecimiento musical. Pero fue uno el que marcó todo. Esta cinta de color morado sin marcar abrió las puertas a toda esta pasión por encontrar nuevos sonidos, ir a la disco tienda como un niño en busca de su helado favorito y tener la sensación placentera de abrir un nuevo disco con la curiosidad de encontrar muchos sueños dentro de él. Aún recuerdo el momento que decidí meterlo a la casetera vieja de mi padre y apreté mis dedos en el botón que le dio vida a un sonido que marcó toda una generación.

Los bajos de Keam Deal y la guitarra de Black Francis, fueron los artífices de la creación de Pixies una banda admirada por personajes como Kurt Cobain. Desde 1986 esta banda de Boston ha logrado conservar un estilo singular con una marcada influencia del punk y logró abrir las puertas a la escena alternativas de los 90´s. Para mi fueron los gestores.

Cuando Bone Machine del álbum Surfer Rosa, resonó con fuerza en la casetera y retumbó en mis oídos, entendí muchas cosas de la música que estaban ahí, escondidas en el subconsciente y que se convirtiría en una de mis bandas favoritas hasta el dia de hoy.

Pasaron casi 23 años para que Pixies volviera a la escena con un álbum de estudio y con la incertidumbre de saber si dicho álbum, seguía después de tantos años el umbral de sonidos que los hicieron grandes en las escena urderground con Come On Pilgrim, Doolittle, Bossanova, Trompe le Monde y que no cayera en un limbo de pretensiones que opacaran el olor a espíritu joven.   

‘Indie cindy’ nos sorprendió en el 2013. Para muchos críticos no fue el álbum esperado para una banda de esta trayectoria, pero al oírlo debo reconocer que logró conservar ese espíritu. Me atrevo a decir que es un poco de cada uno de los álbumes que los vieron crecer en los 90´s. Apartes de canciones como “Magdalena 318” evocan el mundo pixie femenino de ‘Bossanova’, “Andro Queen” me transporta completamente a la furia visceral de ‘Trompe Le Monde’.

Aunque extrañamos a Keam Deal, Indie Cindy no me defraudó. Quizás logra en 46 minutos una fotografía actual de lo que siguen siendo; o estoy cegado por el amor que les profeso. Lo único real es ese mundo que solo ellos lograron crear y que tal vez es para siempre.

 

Publicado en Arte

Los eventos musicales en Bogotá son cada vez más y de mejor calidad. Son consecuencia de la diversidad colombiana y del desplazamiento interno que tiene a la mayoría apeñuscada en la capital. Hacen parte de iniciativas públicas y del perrenque de los miembros de la industria musical que se empeñan en vivir de un arte que a poquitos les de para ser millonarios.

La historia va así, Colombia es un país de riqueza cultural invaluable. De ahí que tengamos un sinfín de músicas, danzas, pinturas, historias y otro montón de expresiones artísticas. No sabemos bien de dónde viene la energía, pero también abundan las ganas de pachanguear. Entonces el país celebra una cantidad absurda de ferias y fiestas durante todo el año. Paradójicamente, la capital de este jolgorio no estableció a lo largo de su historia una única fiesta que la caracterizara, como sí hicieron Barranquilla, Pasto, Cali y Medellín.

En el 2009, la Secretaría de Recreación y Deporte de Bogotá inició un estudio para mirar qué rasgo de la capital podría destacarse para alcanzar en términos de festividades a Medellín, con su Fiesta de las flores, o a Barranquilla, con su carnaval. Entonces contactó a «consultores expertos»* y así inició la tarea de encontrar fortalezas para posicionar internacionalmente a la ya cosmopolitan Bogotá. Como era de esperarse, el proceso encontró que la ciudad agrupa personas de diferentes regiones que aportan una enorme diversidad a la urbe. En los países en guerra, con un campo olvidado o con ciudades intermedias con pocas posibilidades de desarrollo es usual que el número de migrantes a la capital sea alto. En Bogotá, los consultores expertos de la Secretaría encontraron que ese triste proceso resulta ser también una ventaja (léase acá un tono irónico, no uno entusiasta). El estudio identificó que la ciudad tenía el potencial de ser el centro musical de la nación por «la vitalidad de su actividad musical y la enorme diversidad de expresiones musicales que reflejan su multiplicidad de culturas como capital de un país altísimamente** diverso», como lo enuncia la página de la Secretaría de Cultura.

En el 2010 Bogotá aplicó para ser parte de la Red Unesco de Ciudades Creativas de la Música. En 2012 obtuvo el título y entró a un selecto grupo en el que también se encuentra Sevilla, Bolonia, Glasgow y Gent (en Bélgica). Según informó el periódico El Tiempo, la secretaria de cultura, Clarisa Ruiz, se comprometió a consolidar un sistema de promoción musical con tres líneas de desarrollo principales: fortalecer la formación en este arte en los colegios públicos; apoyar la productividad de los miembros del sector musical en la ciudad y, finalmente, a crear líneas de investigación en este campo.

En efecto, las actividades alrededor de la música en Bogotá se han fortalecido, no es claro si se debe a la medallita que nos dio UNESCO, a los esfuerzos del distrito, o a la tendencia que de todas maneras iba a tener una industria creativa que naturalmente tiende a crecer. El colectivo la Distritofónica y su festival; el sello Festina Lente Discos y su reciente asociación con Matik Matik y Sonalero en el sello MSF; la fundación REMA, el encuentro al inicio del año cuando lo bogotanos están vacacionando en el Festival Centro, los montajes de teatro musical en Casa Ensamble y el Teatro de Bellas Artes de Colsubsidio, junto a la creciente popularidad de los festivales «al Parque» entre otro sinfín de actividades más privadas, menos conocidas o más elitistas forman ya un portafolio suficiente de una ciudad que decidió que su fiesta era de celebración constante y se dividía en pequeños eventos que encantan a los ciudadanos en uno u otro fin de semana según los gustos musicales de una población diversa y, aun así, unida por la cultura.

 

 

 

Publicado en Diseño
La compañía discográfica alemana Kontor Records contrató los servicios de la agencia de publicidad OgilvyAction Global (sede Alemania) para exponer en un video lo que un smartphone, un disco de vinilo, y una tornamesa pueden hacer… Se trata de la campaña titulada “Back to Vinyl - The Office Turntable”, en donde una persona recibe un sobre con un disco de vinilo por correo, la pregunta inmediata en estos tiempos es ¿Cómo puede escucharlo si no tengo un tocadiscos? ¡Fácil! El sobre es a su vez, una tornamesa reproductora de discos de vinilos. Sólo necesitas armar el toca discos como indican las instrucciones del empaque, colocar el vinilo y con un smartphone escanear el código QR y listo. Sin necesidad de descargar aplicaciones, ni suscripciones.

La campaña publicitaria ganó en Cannes (2014) resaltando el marketing móvil como promotor de nuevos artistas y de nuevas músicas con sellos disqueros reconocidos.

Sólo me pregunto qué pasaría si pongo el disco de vinilo naranja (como los del video) en un tocadiscos real dado que son discos de “promoción”, en fin, sin duda es una excelente forma de promover un disco por medio de realidad aumentada y otro ejemplo del ingenio desmedido de muchos creativos.
Publicado en Arte
The National es de esas bandas que producen curiosidad por conocer los bajos instintos de una ciudad como Cincinnati, Ohio. Lugar donde se reunieron en 1999 a darle a vida a discos como Boxer (2007) cuyas canciones fueron las causantes de miles de noches en un estado frenético musical que necesitamos los melómanos.

Sigo sin entender cómo pasó tanto tiempo sin encontrarme con este sonido que ha logrado sorprender la crítica independiente y que además llegó a oídos del escenario comercial logrando una nominación a Mejor Álbum Alternativo en Los Premios Grammy del 2014.

Después de Hight Violet (2010) un álbum que mantuvo ese sonido intimista que logra escudriñar el más sentimiento existencial, tuvimos que esperar más tiempo de lo esperado con la esperanza que ese juego en que nos invitaba a imaginar una diversidad de matices no terminaba. Pasó casi cuatro años para que el autor de estas reflexivas letras,  Matt Berninger, en su particular y profundo tono de barítono anunciara que se sentía listo para grabar Trouble Will Find  Me (2013).

Fue cuando tuve que salir frenético el 20 de mayo de 2013 a conseguir a darle freno a esta espera, con el miedo a que esta historia terminara. El capítulo inició con I Should Live In Salt el primer track de un disco que no sólo logró encontrar nuevos matices de sonidos sino además presenta una madurez musical que augura que tendremos más de estos diseñadores gráficos de Ohio. Nos abrirán instancias desconocidas pero que guardan ese estilo propio que inmortaliza a Ian Curtis (Joy Division) e invoca a Leonard Cohen como en sus mejores recitales.
Publicado en Arte

Seymour Bits se dio cuenta en el 2001, cuando tenía 23 años que no quería seguir siendo programador. Alguna vez de joven tuvo un sueño: hacer una banda de funk electrónico que le compitiera al Purple Rain de Prince a punta de melodías adictivas y solos tremendos. Desde entonces Bits ha compuesto y producido música que se adelanta al tiempo en el que vivimos.

Pero Bits es un carácter ficcional. Es el alias del multi-talentoso productor Bas Bron, un personajito de peso en la escena europea del hip hop electrónico cuyo trabajo incluye colaboraciones con Die Antwood y Kraftwerk. Bron es un hombre reconocido, ya tiene su fama, por eso busco otra identidad y otra historia para incursionar en el mundo del funk y las pistas de baile incendiarias.

Para arrancar una nueva vida Bron contacto a Michael ten Horn y a Maarten Berkers, un dúo de animadores holandeses. Les comisionó su primer single: Put it back down, y les dijo “quiero baile, traseros que se muevan y tal vez un poco de senos… sin embargo ustedes son libres de interpretarlo como quieran”. El resultado de esta alianza es un viaje multicolor protagonizado por un pollo de rostro hueco que está atrapado en esta especie de wonderland bizarro y delirante.

A continuación el clip y el link al estudio de animación.

Publicado en Arte

Por: @infinitylab

Piratería es un proyecto realizado en 2011 por Mirco Pagano y Marco de Turco, en donde representan a algunas de las máximas figuras de la cultura musical del siglo XX con los discos de sus más grandes éxitos. Para este trabajo, el dúo de artistas utilizo mas de 6500 cd’s y mas de 200 horas de esfuerzo y composición para lograr esta sorprendente galería fotográfica ganadora del Cannes Lions 2011. 

Para conocer más del trabajo realizado por estos dos innovadores, puedes visitar su portafolio personal en Behance Network. 

[Vía Behance]

Publicado en Diseño

Por: @infinitylab

Iniciado como un pasatiempo y luego puesto en exhibición en Kickstarter por su creador Travis Feldman, este proyecto de ensamblaje musical basado en el movimiento Open Source, pretende sobrepasar las barreras de la diversión y la composición musical electrónica.

Molécula Synth es una propuesta que combina módulos re-ensamblables con formas hexagonales para crear sonidos de sintetizador de forma poco convencional. Cada nodo geométrico representa cada uno de los elementos del teclado sintético, los speakers y los amplificadores pueden ser reorganizados en una gran variedad de combinaciones para dar origen a diferentes instrumentos.

Este sintetizador modular puede conectarse a un teclado MIDI con el único propósito de explorar nuevos sonidos. Para mas información acerca del Molécula Synth pueden visitar su página web o seguir el avance de este proyecto en Kickstarter.

[Vía Kickstarter]

Página 1 de 2

Login