Powered by EverLive.net

Katsu, el artista urbano que programó drones para pintar grafitis

Escrito por 
Katsu, el artista urbano que programó drones para pintar grafitis Katsu aumenta la polémica en el debate sobre el papel de las máquinas en el arte contemporáneo

El pasado miércoles 29 de abril fue un día que quedó marcado en la historia de la tecnología como el día en que un grafitero –Katsu– modificó un dron para que pintará por él sobre un enorme cartel publicitario.

Este dron protagonizó sin duda un acto de vandalismo urbano; en concreto, pintar de rojo la cara de la modelo Kendall Jenner, imagen de la última campaña publicitaria de la marca Calvin Klein que cubre gran parte de la fachada de un edificio de seis pisos ubicado en la esquina de la calle Houston con Lafayette, en Nueva York, el cuál de buenas a primeras amaneció rayado. Eso sí, hay que resaltar que ningún ser humano se había arriesgado para llegar tan alto enviado a un dron a esas alturas, con órdenes más o menos precisas.

Días antes de boicotear la publicidad de Calvin Klein, el grafitero exhibió varios de sus lienzos pintados con un dron en la Feria de Arte Contemporáneo de Silicon Valley donde declaraba en una entrevista al “Center for the Study of the Drone” que por el momento solo usaba los drones para pintar sobre lienzos, pero que sus planes eran más ambiciosos.

KATSU-favourite

 “Quiero experimentar en las calles y crear enormes murales en sitios que son inalcanzables incluso para los artistas más temerarios y acróbatas”, especificó.

Si me preguntan, considero que técnicamente ambos son coautores de la obra, suena raro otorgarle el mérito a una máquina, pero es lo justo. Por un lado está el que controla el dron y por otro está la máquina. Y es que el fenómeno “dron” es una gran alternativa a medida que bajan de precio, conecta personas, vuela por lugares impensables, y es el momento perfecto para experimentar porque aún no hay regulaciones claras en esta tecnología. 

Según el diario The Wall Street Journal, el fabricante más popular de drones, la compañía china DJI reunió 75 millones de dólares en su última ronda de negociación. Sin duda una cantidad que supondrá un vertiginoso crecimiento de la industria global de drones.

Por tal razón no es extraño que la revista Wired fantasee con la idea de que a corto plazo las autoridades implanten una brigada antigrafiti equipada con solo drones que persigan a las máquinas voladoras que infringen la ley y limpien sus obras de arte, o sus destrozos (desde la perspectiva de cada quién), a toda velocidad.

Graffiti-drone-3

 Asimismo existen drones “buenos”; están los arquitectos: https://vimeo.com/33713231 los que se unen a otros drones para crear una maquina voladora grandiosa: https://youtu.be/_iq1d3wBHfE los que entregan libros a zonas remotas y son carteros al mismo tiempo:  https://vimeo.com/76965171 etc... 

 

Medios

Login