Kano, un ordenador de 99 dólares

Valentina Alcalde Escrito por 
Tal vez han escuchado hablar de Raspberry Pi, un proyecto que nació hace seis años por iniciativa de algunos estudiantes e ingenieros ingleses y tienen una meta muy clara “Promover el estudio de las ciencias de la computación y temas relacionados, especialmente a nivel escolar, y regresar la diversión al aprendizaje de la computación”. Comenzaron con una memoria USB, con un puerto HDMI y ahora se han armado súper computadoras con varias Raspberry. En consecuencia a ello ha nacido Kano, un proyecto que, en conjunto con Raspberry, tiene como objetivo que cualquier persona pueda construir su propio ordenador con 99 dólares ¿Qué más necesitas? Una pantalla y ser por 107 segundos un ingeniero. (Lo que te podrías demorar armando el ordenador)

Kano hace que el proceso de construcción sea más didáctico y divertido, está dirigido a niños y adultos con manos e ingenio de chiquillos. Pero más allá de lo divertido pienso en cuán educativo sería para un niño que no ha tenido ningún contacto tecnológico tenerlo a través de Pi. Armarlo, ver la magia de la pantalla y obtener un desarrollo intelectual en todo este proceso y en lo siguiente a el, crear. 

Raspberry Pi Raspberry Pi
Tal vez han escuchado hablar de Raspberry Pi, un proyecto que nació hace seis años por iniciativa de algunos estudiantes e ingenieros ingleses y tienen una meta muy clara “Promover el estudio de las ciencias de la computación y temas relacionados, especialmente a nivel escolar, y regresar la diversión al aprendizaje de la computación”. Comenzaron con una memoria USB, con un puerto HDMI y ahora se han armado súper computadoras con varias Raspberry. En consecuencia a ello ha nacido Kano, un proyecto que, en conjunto con Raspberry, tiene como objetivo que cualquier persona pueda construir su propio ordenador con 99 dólares ¿Qué más necesitas? Una pantalla y ser por 107 segundos un ingeniero. (Lo que te podrías demorar armando el ordenador)

Kano hace que el proceso de construcción sea más didáctico y divertido, está dirigido a niños y adultos con manos e ingenio de chiquillos. Pero más allá de lo divertido pienso en cuán educativo sería para un niño que no ha tenido ningún contacto tecnológico tenerlo a través de Pi. Armarlo, ver la magia de la pantalla y obtener un desarrollo intelectual en todo este proceso y en lo siguiente a el, crear. 

Medios

TeamKano
Valentina Alcalde

Diseñadora Industrial con un cariño profunto por The Beatles y las canciones que dicen "paparupapaeueu", "ohohoh", "uhuhuhuh", "shalalala", "lalalala" ó que suenan a un Chopin moderno.

Investigadora en estética de lo cotidiano o de la bien llamada prosaica. 

Sitio Web: https://www.facebook.com/tinaalcalde

Síguenos