Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 943

Publicado en Diseño

Banner-content

El Coolhunting nace en Europa y Estados Unidos en la década de los 90, como una herramienta de investigación ante la necesidad de las marcas de saber qué pasa con el consumidor en sus ámbitos naturales, sus formas de pensar, sentir, expresarse y de ver la vida. El Coolhunting se trata de atrapar ideas que flotan en el aire y que aún no han llegado al mainstream y abordarlas de manera que sirvan para generar innovación.

¿Quiénes son los coolhunters?

Como el Coolhunting se trata de observar y analizar manifestaciones de nuevos estilos de vida, generalmente los Coolhunters son personas de una curiosidad transversal, es decir que les gusta y están el tanto de lo que pasa en el mundo en cuanto a cultura, arquitectura, moda, arte, gastronomía, diseño, manifestaciones urbanas, tecnología, deportes, tanto como lo que pasa en cuanto a marcas, emprendimientos y medios de comunicación. Son personas que se atreven a moverse fuera de su zona de confort, son viajeros urbanos, que les gusta y se adaptan a diferentes grupos sociales y encuentran ese valor diferencial que va a convertirse en la idea genial para inspirar un proyecto de innovación, sin prejuicios.

¿De qué fuentes beben los “cazadores de tendencias” para hacer sus predicciones de moda?

Más que predecir moda, lo que realizan los streetvisioners en la industria de la moda, es encontrar inspiración en un mundo más amplio que en el que se mueve el lenguaje especializado y los actores de la industria del diseño, del textil, la marroquinería y de los accesorios. El cazador de tendencias de moda observa e interpreta el mundo alrededor del usuario final, sus necesidades, anhelos, imaginarios, costumbres, creencias, y esto lo hace saliendo a la calle y nutriéndose de diversas experiencias en las ciudades. El Coolhunter ideal (para producto masivo, como para moda) debe estar en permanente monitoreo de medios de comunicación, tanto los masivos como los más independientes o especializados, medios locales tanto como internacionales, y en diversidad de temas y puntos de vista, para poder tener una aproximación panorámica de lo que llamamos estilo de vida, que es ese compendio de manifestaciones y consumos materiales e inmateriales en los cuales está inmerso el consumidor. Es en ese contexto diverso y amplio donde se encuentran las ideas de innovación para proyectar tendencias de moda, o de otra industria.

¿En qué ámbitos suelen nacer las tendencias?

El comportamiento de las tendencias de estilo de vida es nacer en ámbitos especializados o marginales y luego ir teniendo una propagación en ámbitos cada vez más amplios y masivos. Por ejemplo, puede que una tendencia se manifieste primero en el arte o la ciencia, que sea comprendida y promulgada por circuitos cerrados de personas y que vaya poco a poco siendo difundida y seguida por comunidades de personas más amplias, que tenga voceros que ayudan a dispersar esas formas de ver la vida, que se manifiesten en otras categorías más populares, hasta llegar al mainstream. 

¿En qué consiste el trabajo de un coolhunter?

El trabajo real del Coolhunter depende del tipo de proyecto de innovación en el que esté trabajando y de los objetivos que tenga que cumplir, pero en general consiste en estar atento a esos insights sobre estilos de vida que nos darán puntadas sobre a donde debería dirigirse la innovación. El Coolhunter es a la vez observador y analista, porque debe cazar ideas “cool”, pero ese factor “cool” deber estar en relación a una estrategia de marca, debe tener un sentido dentro de lo que una marca se propone.

¿Cómo es el proceso de trabajo de un coolhunter?

Para un Coolhunter debe existir primero un objetivo que le de contexto de análisis sobre lo que va a observar, y que al observar tenga un filtro sobre lo que es cool/relevante para el proyecto de innovación en el que se está trabajando. Luego el Coolhunter va a la vida real a observar, escuchar y dar cuenta de lo que sucede a su alrededor. Y luego por último nos ayuda a los analistas de tendencias a tener una visión más completa, veraz y profunda sobre el tema o estilo de vida que estudiamos y ya en una parte más creativa, a proponer los conceptos e ideas de innovación a partir de lo investigado.

¿Qué características tiene un coolhunter?

Deben ser personas exploradoras, aventureras, curiosas y con una gran pasión por descubrir y re-descubrir el mundo a su alrededor. Ese es el lado más romántico del Coolhunter, pero también debe ser una persona con una capacidad crítica y analítica más racional, para que al observar pueda discernir y enfocar lo que es cool pero sin relevancia, de lo que es cool porque es innovador y clave para proyectar una estrategia de marca. Un Coolhunter también debe ser 100% empático, y saber conectarse con los otros sin juzgar, debe ser un excelente escucha y nunca parar de hacer preguntas.

¿Para quiénes trabajan?

Los Coolhunters trabajan para marcas (no sólo de moda) que quieren generar innovación a partir de insumos de investigación, que tienen procesos rápidos de innovación y que necesitan seguir al consumidor en su día a día para siempre estar ofreciendo diferenciadores en sus productos y servicios. Los Coolhunters también trabajan para observatorios de tendencias, que necesitan nutrir sus reportes sobre nuevos consumos y estilos de vida y dar cuenta de lo que está pasando en el mundo. También algunos medios de comunicación tienen Coolhunters para cubrir eventos y noticias que hablen de innovación o de lo más vanguardista, realizando un análisis de lo que estas manifestaciones significan.

¿Qué hace que algo llame la atención de un coolhunter?

Lo “cool” siempre está enmarcado en los objetivos y estrategias de un proyecto de innovación en el que se esté trabajando. Algo puede ser interesante para un Coolhunter que trabaja en moda para cierta marca, pero no para alguien que trabaje para una marca masiva de alimentos. También depende del target con el que se esté trabajando. El Coolhunter debe tener ese sensor o sexto sentido para descubrir, perseguir y profundizar en esos elementos que a una marca le van a resultar claves para que su estrategia tome potencia, tenga mayor impacto en su target, se diferencie y adelante a la competencia, se adapte a los nuevos estilos de vida y se proyecte con continuidad hacia el futuro.

¿Qué conocimientos básicos debe tener un coolhunter para realizar bien su labor?

 Lo ideal para trabajar con coolhunters es que tengan la formación especializada y la estructura mental para poder realizar cacerías de tendencias que sean realmente útiles para dar luz a la innovación. Hoy en día ya existen estudios de mayor o menor duración especializados en Coolhunting. La formación del Coolhunter además de estimular las aptitudes que mencionaba, es un compendio de conocimientos provenientes del periodismo, el diseño, la antropología, la sicología y el marketing que permite realizar inmersión en diferentes tipos de grupos humanos y de contextos, y confiere una estructura intelectual con herramientas para analizar lo que sucede a su alrededor en relación con la estrategia de innovación de una marca. Debe también contar con algún manejo de medios audiovisuales como fotografía y video.

 

Lea también: Seminario de Coolhunting vol. 4

 

Eres comunicadora social, ¿cómo inició tu historia en el coolhunting?

Luego de estudiar comunicación social realicé  estudios de historia del Arte del siglo XX en New York y un master en Management de Empresas Culturales en Paris. En ambas ciudades realicé periodismo cultural y trabajé en diferentes museos y galerías de arte contemporáneo. Luego en Buenos Aires empecé a escribir sobre arquitectura, diseño y estilo de vida para diferentes medios internacionales, y ahí empecé a conocer y a comprender la relevancia de los fenómenos culturales y sociales en relación con estrategias de marca. Al volver a Bogotá tenía ya la idea de fusionar mi lado de periodista que le gusta investigar, con lo que sabía en diseño de conceptos y curaduría de contenidos que aprendí en el medio artístico, y con la definición de estilo de vida de los medios masivos que aprendí en el cono sur, y ver cómo se podía aplicar al marketing y al publicidad. Ahí comencé a leer y a construir un conocimiento sobre el Coolhunting y el estudio de tendencias con el fin de crear una empresa.

¿Cuándo empezó tu interés por las tendencias?

Al vivir en Buenos Aires y comenzar a realizar periodismo sobre arquitectura, diseño y estilo de vida.

¿Hace cuánto estableciste 360TrendLab?

360TrendLab nació en el 2008 al volver a Bogotá después de varios años de vivir en Estados Unidos, Francia y Argentina y de realizar muchos viajes.

¿Cuál es tu valor agregado como “cazadora de tendencias”?

Diría que es el estudiar muy bien el problema de negocio y el potencial del cliente para que al pasar a realizar reportes de tendencias sí le sean relevantes y tengan una dirección y un foco que ayude a proyectar la marca hacia el futuro. Siempre estudiamos tendencias con el fin de descubrir oportunidades para las estrategias de innovación de las marcas con las que trabajamos.

¿Cómo es un día de trabajo tuyo?

Además de las tareas puntuales sobre estudios de tendencias, o proyectos de innovación en los que esté trabajando o armando contenidos para conferencias, dedico gran parte de mi día a monitorear lo que pasa en todo tipo de blogs, portales, revistas y diarios para mantenerme informada de proyectos, casos, ideas y fenómenos que se estén dando en otras partes del mundo y a nivel regional y local. Manejo el equipo de Coolhunters de 360trendlab que son los radares de lo que pasa en las principales ciudades de Latinoamérica y de otras partes del planeta, allí mi trabajo es más de análisis y coordinación. También estoy en permanente contacto con personas más jóvenes que me están reportando de primera mano lo que pasa a su alrededor y su visión del mundo, y aprovecho toda salida a la calle para escuchar conversaciones, observar las personas, hacer preguntas y escuchar sus opiniones, lo que sienten, lo que piensan.

¿Qué buscan las empresas de moda en una compañía como 360TrendLab?

Que más que darles inspiración de diseño o de estéticas, les podamos ofrecer tendencias de estilos de vida, una mirada más amplia del mundo donde vive el consumidor, sus necesidades primarias y secundarias, sus anhelos, su forma de proyectarse, de vivir, de expresarse, sus imaginarios. Que podemos inspirarlos desde otros territorios que no son exclusivos al lenguaje del diseño de indumentaria y que son fundamentales en el panorama contemporáneo. Podemos comprender que la moda no es sólo ropa, sino que forma parte de la cultura y que también a nivel de negocio es una industria y un mercado que debe innovar para volverse relevante dentro de los consumos de los targets.

¿Qué tan desarrollado o qué tan conocido es el coolhunting en nuestro país?

Existen algunas empresas más conservadoras que otras, pero en general la innovación es hoy en día una tendencia en sí.  Aunque no todas las empresas de producto masivo comprendan que la innovación debe provenir de la investigación y que el Coolhunting es esa herramienta para alimentar la innovación, si existe una preocupación creciente en las distintas industrias por encontrar caminos para innovar, que no tengan que ser recorridos a tientas o a prueba y error, sino a través de procesos más elaborados.

 ¿Cuál crees que es el futuro del coolhunting?

El Coolhunting no es una actividad nueva porque siempre habrán hormigas exploradoras, curiosos innatos, personas que se preguntan el por qué de lo que sucede en medio de la rutina de la ciudad y reporteros de las formas de vivir de su tiempo, pero visto como una herramienta y una metodología de trabajo para marcas, mientras siga habiendo necesidad de competir en un mercado, sorprender y responder a un consumidor y generar estrategias innovadoras, el Coolhunting seguirá teniendo territorios para desarrollarse.

 Cuando se es una Pyme o una empresa ¿Cómo utilizar los reporte de tendencias de grandes observatorios de tendencias como WGSN, Trendwatching o Future Concept Lab?

Los reportes de tendencias de estos grandes observatorios traen información de vanguardia, el estado del arte de la innovación y las oportunidades que lanzan los trendsetters a nivel internacional. Toda esta información viene formulada como conceptos y siendo tan amplia y a la vez tan especializada no es evidente su aplicabilidad en un contexto local, con problemas de negocio reales y de cara a las demandas de consumidores con necesidades muy puntuales. Tampoco se puede prescindir de estos reportes (y de las noticias de innovación internacionales) ya que dan pistas hacia dónde se mueve el espíritu de nuestro tiempo, y analizan casos que a un mediano plazo se empezaran a volver más y más comunes.

En mi concepto la clave del éxito está en cruzar las tendencias globales con las locales, nunca tomarlas de manera literal, sino aterrizadas al estudio de lo que pasa en el contexto más próximo y como respuesta a un problema de negocio dentro de las circunstancias reales de la empresa.

 

 

Publicado en Diseño

1. El Coolhunting viene del inglés Cool que significa chévere y Hunting, cacería. Es una herramienta de investigación que retoma técnicas del periodismo. Sirve para encontrar historias en la vida cotidiana de las personas para que las marcas tengan materia prima de inspiración y referencias para tomar decisiones.

 

2. El Coolhunting no es solamente tomar fotos chéveres. Es cazar ideas y oportunidades de innovación para aplicarlas a negocios a través de diferentes medios (no sólo la fotografía).



3. El Coolhunting se trata de investigar los estilos de vida, pensamientos, emociones y consumos emergentes de las personas. Lo importante es que no se quede en un contenido que nos emociona, sino que se conviertan en ideas que se pueden aterrizar en ejecuciones. Exitosamente. Conociendo y controlando los riesgos :)



4. Hacer Coolhunting es comprender las tendencias. Y cuando hablamos de tendencias no estamos pensando solamente en estéticas (estampados, colores o estilos), sino en formas de pensar, creencias, sensibilidades, visiones de mundo.



5. El Coolhunting es entender el consumo de las personas. Y cuando hablamos de consumo no nos referimos solamente a lo material, las marcas o las empresas a las que estamos habituados. Pensamos en el consumo inmaterial o cultural, es decir, la televisión, el cine, la música, las actividades, los contenidos e imágenes en los que cree. El universo de consumos de las personas y su relación entre sí.



6. Hacer Coolhunting no se improvisa.  Es mucho más que encontrar nuevas modas. Es comprender las modas como manifestaciones de los cambios que se dan en nuestro mundo y las oportunidades que nos revelan. Se debe contar con metodologías que sirvan para saber observar y escuchar lo que pasa allá afuera.



7. Hacer Coolhunting y cazar tendencias no es un producto / servicio extranjero. La clave del éxito para que el Coolhunting se vuelva realmente útil en nuestro negocio o empresa, está en saber investigar y analizar tanto tendencia globales como locales y en saber cómo aterrizarlas a nuestro contexto de acción.



8. Hacer Coolhunting es saber co-crear. La parte sustancial de comprender tendencias es cuando se convierte en una acción creativa y exitosa que toca a tu target o a tu audiencia. Cuando las sabes interpretar y transformar en tu propia idea que funciona en el cuadro de un negocio. Copiar ideas de los otros no es innovar. Tomar los reportes de tendencias (o las ideas de otros) de forma literal, no sirve para nada.



Si quieres saber más sobre Coolhunting asiste a nuestro seminario!

Escríbenos a

Publicado en Arte
Un cambio de paradigma en los cánones estéticos de la pintura y la forma en la que los artistas de la siguiente generación abordaran la teoría del color, tuvo lugar recientemente gracias a un avance científico/artístico que permite manipular la estructura molecular de la tinta, permitiéndole reaccionar al medio ambiente alterando su pigmentación.

El concepto, ha sido apreciado anteriormente y únicamente en la naturaleza de los camaleones, algunos peces y especies marinas, sin haberse podido replicar con éxito en fibras y textiles.

Con este desafío en mente, el colectivo de artistas londinenses conocido como “The Unseen”, han desarrollado esta maravillosa tinta por medio de nano moléculas en su composición química, dichas partículas le otorgan a cualquier fibra bañada con esta tinta, una sensibilidad similar a la de la piel humana. Permitiéndole transformarse de acuerdo al tipo de estímulo al que se exponga, ya sea un cambio en la temperatura (calor y frio), presión atmosférica, viento, polución y sonido.  

Sin duda, este es un avance que traerá muchos beneficios para la innovación estética de artistas y diseñadores ¿y por qué no? en la industria de la moda y la industria automotriz. (Lleve su automóvil en todos los colores que quiera, después de todo, la luz es el límite en esta amplia gama de espectros).


Fuente: Designboom
Publicado en Diseño

Existen en el mundo pocas referencias a disciplinas tan desconocidas, importantes y excitantes como es la labor de analizar tendencias de consumo. Por esta razón Paula Riveros Tovar, investigadora y docente de la Universidad de los Andes, se ha puesto a la tarea de escribir un libro sobre este tema; en donde comparte con todos sus lectores, su experiencia, métodos, técnicas y visión sobre esta profesión de vanguardia que esta cambiando la forma en la que comprendemos el mundo.

La innovación en sí es una tendencia contemporánea. Las m arcas se inclinan hacia la generación de mecanismos para sorprender a las personas e integrarse a su vida y a sus emociones. Se esfuerzan por encontrar maneras de pintar un futuro, así como que- darse en los recuerdos, luchan contra lo efímero y la irrelevancia. El Coolhunting (del in- glés Cool, que podría traducirse como chévere y Hunting, cacería) se propone observar, analizar y darle aplicabilidad a las tendencias del estilo de vida de las personas. Así, se convierte en la principal herramienta para que esos procesos de innovación no estén a la suerte de la creatividad de un ejecutivo, que de manera empírica encuentre cómo poner su marca en el mapa de la innovación, sino que dependan de una metodología, un saber y unas capacidades que se puedan ejercitar para resultados óptimos y proyectos exitosos.

Este libro se propone definir nociones claves para la innovación y la creatividad empresarial, como lo son el Coolhunting y el análisis de tendencias, así como brindar herramientas prácticas para cazar las buenas ideas, saberlas aterrizar a un marco de negocio y ejercitar metodologías de modo sencillo y ameno.

Está dirigido a ejecutivos encargados de las áreas de marketing, comunicación, cono-cimiento del consumidor e innovación de empresas de producto masivo en diferentes categorías que estén a la cacería de mantener sus marcas y productos en la punta del state of art, planners de agencias de comunicación y publicidad que busquen poder ofrecer a sus clientes un insumo de conocimiento valioso y audaz, emprendedores independientes que necesiten generar el elemento diferenciador clave para distinguirse y conseguir éxito en un mercado competitivo, y estudiantes de diferentes disciplinas que impliquen creatividad estratégica y ejecuciones innovadoras, para su formación como profesionales integrales.

Sin el otro no hay innovación: la creatividad no es pura. Es por esto que ir al encuentro del usuario o consumidor es fundamental, y el Coolhunting es la vía para abordarlo y comprenderlo.

El libro se puede conseguir en las principales librerías del país (Panamericana, Librería Lerner, Librería Nacional y librerías universitarias).

Publicado en Diseño

Fecha: Noviembre 8 de 2013

Lugar: THE HUB Bogotá - Cll 69 # 6- 20 

Duración: 8:00 am a 5:00 pm

Valor: $230.000 pesos por persona.

Incluye refrigerios y certificado.

 

¿Cuál es la clave para filtrar lo cool de lo cool-relevante?

El Coolhunting no es solamente salir a la calle a tomar fotos divertidas, inusuales o bonitas. El Coolhunting es la manera de generar conocimiento para proyectos de innovación en negocios, marcas y creatividad.
Inscribete ya! Descubre de manera práctica la forma de enriquecer tu trabajo, trabajar las buenas ideas y descubrir oportunidades de éxito.

“El conocimiento habla, pero la sabiduría escucha”
― Jimi Hendrix

Con el objetivo de fortalecer a las industria cultural y las industrias creativas (artes, diseño, publicidad, cine, música y afines), nos hemos aliado con 360 Trendlab y THE HUB Bogotá para ofrecerle a todos los profesionales, estudiantes y curiosos de la creatividad y la innovación en la ciudad, un espacio en donde puedan adquirir habilidades teóricas y técnicas que les permitan desempeñarse mejor en su vida laboral. 

El seminario aborda la innovación en producto masivo a través de una charla donde se ponen en contexto la observación y el análisis de tendencias, las nuevas herramientas de investigación y conocimiento del consumidor y se lleva a plantear la innovación desde los diferentes frentes de la organización. La creatividad empresarial se comprende en un cuadro real de ejecución, incorporando la experiencia y el saber de los asistentes.

El seminario estará a cargo de la conferencista Paula Riveros: Actualmente dicta la Cátedra de Coolhunting en la Universidad de Los Andes y es directora de 360 TrendLab , empresa de investigación y análisis de tendencias y coolhunting para la innovación, con clientes como Coca Cola Latinoamérica, Alpina, JWT, Cementos Argos, Phd, Corona, Team Foods, Cámara de Comercio de Bogotá y de Medellín, entre otros.

Es Comunicadora social de la Universidad Javeriana de Bogotá, tiene un Master en Management de empresas culturales de la Escuela de Arte y Comunicación EAC de París y un diplomado en Arte del Siglo XX en The School of Visual Arts New York. Cuenta con estudios y experiencia laboral en arte contemporáneo y prensa cultural y de estilo de vida en Bogotá, New York, París y Buenos Aires. Escribe para distintas publicaciones internacionales especializadas en arquitectura, diseño y estilo de vida como www.revistabarzon.com.ar, El Mercurio (Chile), Elle Decor, Axxis y Casaviva.

Para más información escríbenos a

Publicado en Diseño
Desde hace algunos años venimos escuchando en algunos círculos de diseñadores y profesionales del mercadeo y la publicidad el término “coolhunting”. Para muchos aún continua siendo una idea ambigua, pero para otros una forma más atractiva de ver la vida basado en lo “chévere” en lo “nuevo” y en lo “trendy”, para otros con una visión más estructurada, no pasa de ser una metodología y una serie de procesos para el desarrollo de estudios culturales y de consumo. Por esta razón y a raíz de estas diversas alternativas a la hora de abordar el concepto de “Coolhunting” buscamos a Paula Riveros, una de las analistas de tendencia más destacadas del momento y CEO de 360trendlab, uno de los laboratorios de tendencias mas versados de la industria, para que nos arrojara algunas luces sobre la enigmática figura del “coolhunter”, aquel rol, personaje, ocupación ó disciplina que está trascendiendo estas barreras para convertirse en un estilo de vida.
 
¿Como nació la idea de empezar 360Trendlab?
 
La idea comenzó en el 2008 al volver a Colombia después de unos años de haber vivido en New York, París y Buenos Aires.  
Todo comenzó pensando en una manera de fusionar la creatividad, la curiosidad por diferentes temas y saberes, y las ganas de trabajar descubriendo cosas nuevas; con un enfoque orientado a los negocios.
Después de un periodo de aprendizaje sobre las necesidades de las agencias de publicidad, de las empresas de producto masivo que se quieren posicionar en la innovación, y de los emprendedores que están comenzando sus proyectos de negocio, se armó 360TrendLab como una empresa no sólo para observar sino para analizar tendencias de estilo de vida y consumos materiales e inmateriales. Comprendimos que esas ideas para inspirar y crear mensajes, productos y negocios están en el mundo alrededor del consumidor, es decir las personas que vivimos en la calle, nos divertimos, sentimos, pensamos, opinamos y proponemos una forma de ver la vida de manera propia y auténtica dentro de la cotidianidad. Es en este gran contexto cultural y social donde se encuentran las oportunidades de negocio que hay que atrapar. Esta cacería de ideas innovadoras, chéveres, diferenciadoras y aprovechables dentro del mercado es lo que llamamos Coolhunting.
 
¿En que consiste el análisis de tendencias y por qué se habla tanto de él en la actualidad?
 
El análisis de tendencias es encontrarle sentido a esos pequeños detalles y manifestaciones dentro del estilo de vida de las personas. Cuando se empieza a encontrar un patrón dentro de lo que hacen, piensan, dicen y viven las personas, podemos empezar a comprender que se trata de un estilo de vida y a proyectar hacia dónde se va a dirigir en lo masivo. De esto se tratan las tendencias.  
Es importante para las marcas conocerlas porque así podrán ser los primeros en comprender el mundo en el que viven las personas, encontrar insights que su competencia no ha aprovechado, y satisfacer a más niveles las necesidades y anhelos de sus destinatarios. Comprender las tendencias y saberlas aterrizar a las ejecuciones estratégicas de un negocio, permite que las marcas se enganchen de manera más duradera, comprometida y profunda en la vida de las personas.
¿Cuéntanos cuál es el mayor reto a la hora de analizar e identificar tendencias?
El mayor reto es diferenciar lo que es simplemente Cool, diferente, sorprendente, impactante o fuera de lo común, con lo cool – relevante. La relevancia es la palabra clave a la hora de identificar tendencias, porque bien puede tratarse de encontrar una tendencia incipiente pero con gran potencial que resulta relevante, o una tendencia que ya es visible y de la cuál es imposible desligarse, pero en todo caso para una marca, negocio o proyecto de innovación la pertinencia y utilidad de esas ideas sacadas de los referentes que aporta la observación y análisis de una tendencia dependerá de los objetivos que se quieran lograr, de las posibilidades reales de bajarlo a ejecución y de la proyección estratégica que se le pueda dar.
 
¿En que se diferencian el street visión del análisis de tendencias?
 
Lo que se conoce como Street Vision, es una de la herramientas para cazar tendencias. Cuando hablamos de Street Vision estamos hablando principalmente de moda, en salir a la calle a observar cómo se visten las personas para descubrir ideas creativas aplicables a diseño y estilo, patrones en los usos que dan las personas a los productos existentes, nuevos diseños que aún no han pasado al mainstream.  Aquí se habla más que todo de tendencias de moda.
Cuando hablamos de análisis de tendencias, hablamos de otras herramientas más profundas, y hablamos de observar, escuchar y co – crear, comprendiendo el todo donde se instala la marca, el negocio o el proyecto de innovación. En este caso también hablamos de Coolhunting, que significa atrapar y aterrizar esas ideas que surgen dentro de las tendencias de estilo de vida.
 
¿Que beneficios tienen para la industria nacional el poder aplicar este tipo de disciplinas?
 
Poder generar procesos de innovación más ágiles, exitosos y alineados con sus usuarios. Sin investigación para las buenas ideas, estas están sujetas a un chispazo de genialidad o al “fusilaje” con pequeñas modificaciones. Si se observa y analiza el estilo de vida de las personas, las manifestaciones culturales y sociales, se descubre una fuente muy rica, real y cierta de dónde sacar buenas ideas para innovar, y de ser competitivos en el mercado local y global.
 
¿Qué le aconsejarías a los jóvenes que quieran convertirse en coolhunters en Colombia?
 
Que no lo aborden de manera superficial como una cacería de lo chévere, sino como la creación de ideas geniales a partir de un trabajo muy juicioso de observación, escucha y análisis de lo que sucede a su alrededor.
 

Si estas interesado(a) en asistir al próximo seminario de análisis de tendencias de Paula Riveros y quieres recibir más información escríbenos a   y nos comunicaremos contigo.

Publicado en Diseño
Con la invención del Internet, la comunicación, los conocimientos, la propagación de ideas y la difusión de la información se incrementó a velocidades insospechables y a un costo muy bajo. Pero al contrario de lo que puedan pensar muchos, este no es un  nuevo medio de comunicación sino un nuevo canal a través del cual, puede transitar el tráfico de información de los medios de comunicación ya existentes.  De este modo, plataformas consolidadas en la red como YouTube o Blogger han impulsado el mensaje de muchos, que quizás dentro de los medios tradicionales no podrían haber logrado llegar a las masas.
 
 
Sin embargo, el caso de Maiah Ocando es bastante atípico, esta bloguera venezolana, actualmente radicada en Chicago y diseñadora por profesión, comenzó  de una forma muy creativa a realizar sus post de modas a través de videos que colocaba en la plataforma de videos digitales más famosa del mundo: YouTube.  ¿Cuál es el secreto para tener unas cejas perfectas? ¿Cómo lucir más delgada con las prendas indicadas? Y ¿Cómo lograr el cabello perfecto? Son algunas de las múltiples preguntas que esta carismática chica responde a través de sus divertidos videos, logrando más de cien mil suscriptores a su canal.
 
 
El apoyo que ha recibido este webshow denominado “Visto Bueno” es tan grande que desde hace pocos meses, una de las editoriales más importantes en Venezuela, decidió llevar a los libros esta idea. Invirtiendo el proceso, y convirtiendo un éxito digital en una propuesta comunicacional tradicional. La colección impresa de “Visto Bueno” está compuesta por seis libros, que además del texto se acompañan de imágenes e ilustraciones que soportan todas las ideas para mejorar la imagen de cualquier persona. 
 
 
Además de la edición impresa, está la versión digital de estos libros que se puede comprar a través de Amazon, acompañados por todos los videos de las distintas temporadas del programa.
Publicado en Diseño
Después de un interesante reportaje realizado por la revista Vogue –una de las publicaciones más influyentes en la industria de la moda-  en su pasada edición de septiembre, donde se resaltaban las bondades del nuevo invento de Google: los famosos Google Glass. La empresa tecnológica norteamericana consideró ideal dar muestras de su producto en la semana de la moda en Nueva York, donde los más prestigiosos diseñadores presentan su colección para el próximo año y se comienza a esclarecer, más o menos, cuáles serán las tendencias que prevalecerán en la siguiente temporada.
 
Las “gafas de realidad aumentada”, como son definidas por sus creadores, es una idea ambiciosa que poco a poco se está haciendo realidad. La misma empresa recientemente publicó las características de este particular accesorio tecnológico, que entre otras, destaca la cámara de 5 megapíxeles que además incluye la capacidad de grabar vídeo a 720p. Herramienta que fue fundamental para registrar en tiempo real fotografías y videos de las piezas de alta costura, creando una gran conmoción dentro de los seguidores de la industria en las distintas redes sociales, como Instagram o Facebook donde eran publicadas.
 
Resulto impactante y hasta inesperado ver como modelos, bloggers, editores, y hasta los mismos diseñadores, convirtieron a la tendencia más geek y menos fashion, en la más importante de la cita de la  moda en la Capital del mundo. Y es que  la nueva forma de comunicación que brinda la tecnología, recuerda la visionaria teoría de Marshall McLuhan que denominó como “Aldea Global”. La digitalización de la comunicación soporta sin dificultad el tráfico de todos los medios de comunicación, siendo un canal omnifuncional, capaz de desempeñar funciones conectoras, funciones distribuidoras y funciones colectoras, Y la industria de la moda que está en constante movimiento y que abarca desde el ámbito económico, hasta el ámbito social,  está asimilando que la aplicación de las nuevas tecnologías es necesaria para poder multiplicar el mensaje que quieren llevar, de una forma instantánea, eficaz y sencilla.
 
De este modo, el tecnológico accesorio, convirtió a muchos de los que formaban parte de este evento, en agentes comunicacionales y repetidores del mensaje, que sin ser profesionales de la comunicación, lograban informar al instante de todo lo que sucedía en una de las pasarelas más importantes del mundo, reseñando a personalidades, artistas, y hasta lo que sucedía detrás del escenario, dejando a un lado muchas de las barreras comunicacionales y permitiéndole al público ir más allá de de lo que puede percibir de los medios tradicionales. Estos maravillosos lentes inteligentes, podrán ser adquiridos por el público a partir del 2014 por un valor aproximado de 1500 dólares. 
Publicado en Diseño

Con el objetivo de fortalecer a las industria cultural y las industrias creativas (artes, diseño, publicidad, cine, música y afines), nos hemos aliado con 360 Trendlab y THE HUB Bogotá para ofrecerle a todos los profesionales, estudiantes y curiosos de la creatividad y la innovación en la ciudad, un espacio en donde puedan adquirir habilidades teóricas y técnicas que les permitan desempeñarse mejor en su vida laboral. 

Para esto estamos organizando nuestro primer seminario de investigación creativa o análisis de tendencias (Coolhunting) con la intención de complementar las capacidades e intereses de una comunidad de creativos, que con el tiempo sigue generando valor para construir un país mejor.


PROGRAMA

Las necesidades cambiantes de la actualidad impulsadas por el desarrollo tecnología y la democratización del la información, requieren de transformaciones inmediatas en las cuales los profesionales de las industrias culturales y creativas se desenvuelven, aprendiendo a identificar los valores de esta sociedad en transición.  


1. Charla sobre Tendencias, Innovación, Creatividad empresarial:

360 trendlab aborda la innovación en producto masivo a través de una charla donde se ponen en contexto la observación y el análisis de tendencias, las nuevas herramientas de investigación y conocimiento del consumidor y se lleva a plantear la innovación desde los diferentes frentes de la organización. La creatividad empresarial se comprende en un cuadro real de ejecución, incorporando la experiencia y el saber de los asistentes. 

Duración: 2 horas

Objetivos:

- Situar a los asistentes  dentro de la importancia de la observación y el análisis de tendencias de consumo cultural, a nivel global y local, y su relación con otros medios de conocimiento del consumidor.

- Dar a conocer los elementos principales para aprovechar la investigación de tendencias, y su aplicación en procesos de innovación.

- Brindar bases teóricas y prácticas sobre la investigación de fenómenos de consumo, aplicables al análisis de tendencias.

2. Reporte de Tendencias para la inspiración

Charla con investigación y análisis de tendencias realizado expresamente para el cliente.

360 TrendLab realiza reportes de tendencia cuyo objetivo es brindar conceptos e insights basados en tendencias globales y locales, aplicables en procesos creativos y de innovación. Se estudiarán casos y ejemplos en distintas áreas de consumo que sirven como insumo de inspiración y de conocimiento del consumidor. Su contenido tiene un enfoque apto para ser absorbido por los equipos de creatividad e innovación para que puedan utilizar las ideas aplicándolas en sus estrategias de marca, y producto.

Duración: 2 horas

Objetivos:

- Conocer tendencias en temas específicos, relevantes para los participantes y sus propósitos de innovación

- Inspirarse con casos y ejemplos exitosos relevantes en el estilo de vida del consumidor al cual se dirige la marca

- Obtener insights aplicables a los proyectos de innovación de los participantes

3. Workshop: Proponiendo innovación y aplicabilidad  a partir de tendencias

En este taller la charla sobre tendencias serán el marco de referencia para que los participantes puedan diseñar conceptos a partir de insights relevantes para su marca, encontrar sus caminos de aplicación y proyectar un plan de ejecución. Brindaremos las metodologías y herramientas de investigación/inspiración necesarias para que los asistentes puedan desarrollar su idea original, construir conceptos propios aportando su conocimiento y experiencia dentro de un contexto real empresarial, y comprometerse con un plan estructurado de ejecución de proyecto.

Duración: 2 horas.

Objetivos:

- Desglosar en sus diferentes componentes la idea a aplicabilidad de hallazgos para definir un plan de acción y estrategia.

- Generar vías de ejecución en un contexto real empresarial a través de herramientas y metodologías.

- Estimular la creatividad y la iniciativa de los participantes en un contexto de trabajo.

- Emprender un proceso creativo teniendo en cuenta las necesidades del consumidor y de la marca, así como insights relevantes para la innovación

- Trazar un proyecto de innovación en un marco de trabajo realista

 Si estas interesado en asistir a este primer seminario de análisis de tendencias y quieres recibir más información escríbenos a  y nos comunicaremos contigo.

Publicado en Diseño
El cazador de tendencias o más conocido como Coolhunting, nace frente a la necesidad de conocer, por parte de las empresas en el área de Marketing y Publicidad, las últimas tendencias de consumo en la calle, las cuales son el inicio para el diseño de nuevos productos y servicios.

Actualmente hay grandes empresas especializadas en Coolhunting reconocidas en el mercado a nivel mundial, haciendo más énfasis en el ámbito de la moda encontramos Future Concept Lab, Intelligence group, WGSN World Global Style Network y en Colombia contamos con el Observatorio de tendencias de la Cámara de Comercio de Bogotá que nació en el año 2008.

El Coolhunter, quien hoy en día es fundamental encontrarlo en las industrias, debe tener vocación de permanencia, la habilidad de observar y hacer un seguimiento detenido de lo que ve en la cotidianidad urbana, aprovechando e identificando las tendencias sociales que son potenciales en moda masiva.

“Esa etiqueta se ha colado en nuestro lenguaje coloquial. La verdadera medida de su éxito está en su innegable popularidad cuando ya se ha borrado el rastro de su origen. Hay tendencias de Nueva York a Tombuctú y, por lo tanto, hay cazadores de tendencias como antes los había de mariposas o de recompensas. Probablemente algo ha cambiado en el mundo de la moda para que en los diez últimos años esas dos palabras se hayan apoderado de cualquier conversación sobre ella.”

Síguenos