Del TrashFashion a la moda sostenible.

Infinity lab Escrito por 

Generalmente cuando se habla de sostenibilidad se piensa en modelos basados en la producción que garanticen una rentabilidad ininterrumpida, sin tener en cuenta las diferentes variables y repercusiones que tienen estas en el medio ambiente y que compone emprender en un sector como la industria textil  de confección. Por esta razón, un grupo de jóvenes diseñadoras de la Universidad Autónoma del Caribe, encabezadas por Jenny Arango, se ha puesto a la tarea de recopilar y e indagar sobre diversas metodologías que favorezcan la confección y la producción de moda sostenible en nuestro país ofreciéndole a los diseñadores y a sus consumidores productos de mejor calidad que exalten y le generen valor a las personas que los adquieren y producen.

Hoy día los avances en la información, comunicación e infraestructura están haciendo de los mercados internacionales campos de batalla, donde la competencia, posicionamiento y prestigio se vuelven factores claves en el surgimiento de una empresa y por ende crece el interés por obtener un producto “innovador”, económico, carente de calidad y sin ningún soporte ecológico que contribuya con el cuidado del medio ambiente. Frente a esta perspectiva, el mercado latinoamericano no tiene una cultura empresarial consolidada, y en consecuencia pocas probabilidades de manejar productos ecológicos; además de estas falencias, se hacen visibles muchos problemas relacionados con la desigualdad, inestabilidad política y los grandes problemas estructurales que presenta su economía. —Nos cuenta Jenny Arango, contextualizando la situación del estado de la industria nacional.

Por otro lado en Colombia, gran parte de las empresas aún desconocen el tema de la sostenibilidad y más aún cuando se trata de implementar esta filosofía en la industria de la moda. Pocas son las empresas y/o diseñadores que se han dedicado a promover el cuidado del medio ambiente por medio de sus productos.

Redondeando los obstáculos que genera esta problemática, podemos ver un panorama desalentador con relación a la sostenibilidad en la moda. El desconocimiento que hay con respecto a la temática, ha permitido que muchas empresas que hasta el día de hoy tienen prestigio y posicionamiento en el mercado, se hayan dedicado al TrashFashion (Moda basura), que no sólo implica la contaminación por parte del corto ciclo de vida de las prendas, sino el desperdicio de agua, sobreexplotación de recursos, aumento de la energía, entre otros factores, lo cual no es beneficioso para el medio ambiente y por ende para la sociedad.

 Es por esto, que la solución encontrada por Jenny Arango, Mauren Navarro, María Lucia Pico y Dariana Gonzales. Se enfoca en la creación y desarrollo de un manual sobre  Moda sostenible, dirigido específicamente a empresas que estén en proceso de surgimiento para implementar en ellas una filosofía de sostenibilidad en la moda, que no sólo traerá beneficios ecológicos tanto para la empresa como para la comunidad, sino también en los otros 3 pilares fundamentales a tratar: Económico, social y tecnológico. Este manual comprenderá  el paso a paso a la hora de diseñar, producir y ofrecer al cliente un producto fabricado sosteniblemente.

Para todos los interesados en implementar este tipo de metodologías pueden compartimos con ustedes este significativo trabajo aquí.

Del TrashFashion a la moda sostenible. Fotografía: Grupo de investigación semillero universidad autónoma del caribe.

Generalmente cuando se habla de sostenibilidad se piensa en modelos basados en la producción que garanticen una rentabilidad ininterrumpida, sin tener en cuenta las diferentes variables y repercusiones que tienen estas en el medio ambiente y que compone emprender en un sector como la industria textil  de confección. Por esta razón, un grupo de jóvenes diseñadoras de la Universidad Autónoma del Caribe, encabezadas por Jenny Arango, se ha puesto a la tarea de recopilar y e indagar sobre diversas metodologías que favorezcan la confección y la producción de moda sostenible en nuestro país ofreciéndole a los diseñadores y a sus consumidores productos de mejor calidad que exalten y le generen valor a las personas que los adquieren y producen.

Hoy día los avances en la información, comunicación e infraestructura están haciendo de los mercados internacionales campos de batalla, donde la competencia, posicionamiento y prestigio se vuelven factores claves en el surgimiento de una empresa y por ende crece el interés por obtener un producto “innovador”, económico, carente de calidad y sin ningún soporte ecológico que contribuya con el cuidado del medio ambiente. Frente a esta perspectiva, el mercado latinoamericano no tiene una cultura empresarial consolidada, y en consecuencia pocas probabilidades de manejar productos ecológicos; además de estas falencias, se hacen visibles muchos problemas relacionados con la desigualdad, inestabilidad política y los grandes problemas estructurales que presenta su economía. —Nos cuenta Jenny Arango, contextualizando la situación del estado de la industria nacional.

Por otro lado en Colombia, gran parte de las empresas aún desconocen el tema de la sostenibilidad y más aún cuando se trata de implementar esta filosofía en la industria de la moda. Pocas son las empresas y/o diseñadores que se han dedicado a promover el cuidado del medio ambiente por medio de sus productos.

Redondeando los obstáculos que genera esta problemática, podemos ver un panorama desalentador con relación a la sostenibilidad en la moda. El desconocimiento que hay con respecto a la temática, ha permitido que muchas empresas que hasta el día de hoy tienen prestigio y posicionamiento en el mercado, se hayan dedicado al TrashFashion (Moda basura), que no sólo implica la contaminación por parte del corto ciclo de vida de las prendas, sino el desperdicio de agua, sobreexplotación de recursos, aumento de la energía, entre otros factores, lo cual no es beneficioso para el medio ambiente y por ende para la sociedad.

 Es por esto, que la solución encontrada por Jenny Arango, Mauren Navarro, María Lucia Pico y Dariana Gonzales. Se enfoca en la creación y desarrollo de un manual sobre  Moda sostenible, dirigido específicamente a empresas que estén en proceso de surgimiento para implementar en ellas una filosofía de sostenibilidad en la moda, que no sólo traerá beneficios ecológicos tanto para la empresa como para la comunidad, sino también en los otros 3 pilares fundamentales a tratar: Económico, social y tecnológico. Este manual comprenderá  el paso a paso a la hora de diseñar, producir y ofrecer al cliente un producto fabricado sosteniblemente.

Para todos los interesados en implementar este tipo de metodologías pueden compartimos con ustedes este significativo trabajo aquí.

Infinity lab

Somos la revista de arquitectura y diseño más cool del país y uno de los medios digitales de mayor crecimiento en latinoámerica.

Nuestro equipo editorial trabaja incansablemente indagando sobre el acontecer de la arquitectura y el diseño mundial, para así entregar contenido original, especifico y relevante a nuestros lectores.

Síguenos