“Billegas – Alcancías de Billetes”

Juan José Heredia Escrito por 

Motivado por el tema de las finanzas personales. Santiago de Francisco diseñador gráfico colombiano radicado en Holanda nos cuenta sobre “Billegas – Alcancías de Billetes” un emprendimiento dinámico pensado para el ahorro, la felicidad y el bienestar.

¿Cuál es la historia detrás de Billegas?

BILLEGAS nace en un momento en el que Alejandra y yo queríamos empezar a hacer planes más interesantes, queríamos viajar fuera de Colombia, pasar unas vacaciones a punta de nuestros propios ahorros. Ahí fue cuando decidimos empezar a hacer una alcancía de monedas de 500 pesos, uno de esos marranitos de barro que venden en la calle.

¿Por qué ahorrar con alcancías y no en un banco?

No tenemos certeza del tiempo que duramos ahorrando, pero creemos que fue alrededor de un año, y fue entonces cuando decidimos abrir la alcancía. La sorpresa fue desastrosa, después de un año de rogarle al señor del bus que en las vueltas le diera monedas de 500, de pedirle a la señora de la tienda que si nos cambiaba las monedas por de 500, de ajustar cuentas con otros monederos tratando de conseguir la mayor cantidad de monedas de 500, el resultado de nuestro ahorro nos desinfló. Adiós viaje de vacaciones.

De todos modos, pensamos que habíamos sido apresurados para abrir el marranito de barro, entonces decidimos tomar la mitad de las monedas para cambiarla por efectivo y la otra mitad iba a ser la ‘cuota inicial’ para la siguiente alcancía.

“Es importante mencionar que cuando uno ahorra monedas y trata de cambiarlas en diferentes sitios es bien complicado, los bancos no reciben más de $200.000 pesos en monedas y solo las cambian en ciertos días y a ciertas horas. Además tiene un detector de monedas falsas y resulta que puede que un porcentaje considerable de esas monedas sean replicas de las originales”.

Después de pasar por varios bancos y varias tiendas, dijimos: “hay que hacer algo”. Y ahí fue donde nació BILLEGAS. Nos pusimos a hacer cuentas de cuanta plata necesitaríamos para viajar y cuanto tendríamos que ahorrar si quisiéramos irnos en un año. Entonces si semanalmente cada uno ahorraba $10.000, al final del año (o después de 52 semanas aproximadamente) tendríamos un poco más de un millón de pesos. Entonces nos pusimos a la tarea de crear una caja o recipiente donde pudiéramos guardar esa plata. Debido a nuestra experiencia previa con las monedas, dijimos que sería mejor empezar a ahorrar en billetes, para así poder tener más control sobre lo que ingresábamos.

¿Cómo fue el proceso de diseño del primer Billegas?

El diseño inicial de la caja llevaba una ranura sobre una de las caras, por donde debíamos meter los billetes. Una vez metimos el primer billete, nos dimos cuenta que la acción de introducir los billetes era cómo alimentar un personaje, entonces nuestra imaginación empezó a volar y empezamos a crear varios personajes (Batman, Bigotes, Gafas y Muñeca). Estábamos muy emocionados con el proyecto, pero todavía faltaba lo más importante, el nombre.

billegas11

Entendemos lo que quisieron hacer con las alcancías, pero ¿Porque definirlas como Billegas?

El nombre de BILLEGAS nace de una transformación de la palabra billete que vulgarmente se usar para decirle al dinero, expresiones como: ‘me quedé sin billegas’ o ‘estoy lleno de billegas’ inspiraron el nombre. Adicional a esto, Villegas, escrito con ‘V’ es un apellido conocido en Colombia y latinoamérica, así que el juego de palabras entre el apellido y el lenguaje vulgar de llamar la plata, parecían confabular a favor de nuestro proyecto. Así fue como los bautizamos,

BILLEGAS es una familia de personajes que ayudan al ejercicio del ahorro, las claves de tener un BILLEGAS son: Escoger un BILLEGAS con el cual nos sintamos identificados, ponerle un nombre, definir una intención de ahorro y anotar la fecha de inicio para poder tener un registro de cuando empecé y en cuanto tiempo quiero terminar de ahorrar. Creemos que lo que hace a BILLEGAS una alternativa interesante, no es solo el hecho de que en billetes rinda más, sino el valor emocional detrás del ejercicio de ahorrar.

¿Porque recomiendan que todas las personas deberían tener hábitos financieros basados en el ahorro?

El economista Cahit Guven (1) afirma que la gente que es más feliz tiende a ahorrar más, con BILLEGAS queremos que la gente por medio del ahorro pueda buscar la felicidad. La psicóloga Sonja Lyubomirsky dicen que la felicidad de una persona esta divida en tres fragmentos: el 50% es información genética, el 10% son las circunstancias en las que vivimos y el 40% son nuestras actividades diarias (2). Dentro de ese 40% están nuestro viajes, el tiempo que compartimos con la gente que queremos, las cosas que aprendemos, etc. No estamos diciendo que la plata compre la felicidad de la gente, pero saber invertir la plata puede mejorar nuestra felicidad. Hay un articulo de un blog que hablar de 5 formas en que el dinero puede comprar felicidad, y todos los ejemplos están basados en aprender a compartir, en invertir en los demás, en ser generoso (3). Durante estos casi 3 años de vida de BILLEGAS hemos entregado alrededor de unos 900 personajes, hemos recibido anécdotas de cómo los papás le ensañan a sus hijos a ahorrar, hemos visto cómo la gente vibra con nuestra historia y buscan construir la de ellos con BILLEGAS.

Los BILLEGAS se pueden conseguir atreves de su página en Facebook (www.facebook.com/billegas.alcancias),

Website (www.billegasconbdebillete.com) o escribiendo al correo electrónico .

“Billegas – Alcancías de Billetes” Alejandra Arce

Motivado por el tema de las finanzas personales. Santiago de Francisco diseñador gráfico colombiano radicado en Holanda nos cuenta sobre “Billegas – Alcancías de Billetes” un emprendimiento dinámico pensado para el ahorro, la felicidad y el bienestar.

¿Cuál es la historia detrás de Billegas?

BILLEGAS nace en un momento en el que Alejandra y yo queríamos empezar a hacer planes más interesantes, queríamos viajar fuera de Colombia, pasar unas vacaciones a punta de nuestros propios ahorros. Ahí fue cuando decidimos empezar a hacer una alcancía de monedas de 500 pesos, uno de esos marranitos de barro que venden en la calle.

¿Por qué ahorrar con alcancías y no en un banco?

No tenemos certeza del tiempo que duramos ahorrando, pero creemos que fue alrededor de un año, y fue entonces cuando decidimos abrir la alcancía. La sorpresa fue desastrosa, después de un año de rogarle al señor del bus que en las vueltas le diera monedas de 500, de pedirle a la señora de la tienda que si nos cambiaba las monedas por de 500, de ajustar cuentas con otros monederos tratando de conseguir la mayor cantidad de monedas de 500, el resultado de nuestro ahorro nos desinfló. Adiós viaje de vacaciones.

De todos modos, pensamos que habíamos sido apresurados para abrir el marranito de barro, entonces decidimos tomar la mitad de las monedas para cambiarla por efectivo y la otra mitad iba a ser la ‘cuota inicial’ para la siguiente alcancía.

“Es importante mencionar que cuando uno ahorra monedas y trata de cambiarlas en diferentes sitios es bien complicado, los bancos no reciben más de $200.000 pesos en monedas y solo las cambian en ciertos días y a ciertas horas. Además tiene un detector de monedas falsas y resulta que puede que un porcentaje considerable de esas monedas sean replicas de las originales”.

Después de pasar por varios bancos y varias tiendas, dijimos: “hay que hacer algo”. Y ahí fue donde nació BILLEGAS. Nos pusimos a hacer cuentas de cuanta plata necesitaríamos para viajar y cuanto tendríamos que ahorrar si quisiéramos irnos en un año. Entonces si semanalmente cada uno ahorraba $10.000, al final del año (o después de 52 semanas aproximadamente) tendríamos un poco más de un millón de pesos. Entonces nos pusimos a la tarea de crear una caja o recipiente donde pudiéramos guardar esa plata. Debido a nuestra experiencia previa con las monedas, dijimos que sería mejor empezar a ahorrar en billetes, para así poder tener más control sobre lo que ingresábamos.

¿Cómo fue el proceso de diseño del primer Billegas?

El diseño inicial de la caja llevaba una ranura sobre una de las caras, por donde debíamos meter los billetes. Una vez metimos el primer billete, nos dimos cuenta que la acción de introducir los billetes era cómo alimentar un personaje, entonces nuestra imaginación empezó a volar y empezamos a crear varios personajes (Batman, Bigotes, Gafas y Muñeca). Estábamos muy emocionados con el proyecto, pero todavía faltaba lo más importante, el nombre.

billegas11

Entendemos lo que quisieron hacer con las alcancías, pero ¿Porque definirlas como Billegas?

El nombre de BILLEGAS nace de una transformación de la palabra billete que vulgarmente se usar para decirle al dinero, expresiones como: ‘me quedé sin billegas’ o ‘estoy lleno de billegas’ inspiraron el nombre. Adicional a esto, Villegas, escrito con ‘V’ es un apellido conocido en Colombia y latinoamérica, así que el juego de palabras entre el apellido y el lenguaje vulgar de llamar la plata, parecían confabular a favor de nuestro proyecto. Así fue como los bautizamos,

BILLEGAS es una familia de personajes que ayudan al ejercicio del ahorro, las claves de tener un BILLEGAS son: Escoger un BILLEGAS con el cual nos sintamos identificados, ponerle un nombre, definir una intención de ahorro y anotar la fecha de inicio para poder tener un registro de cuando empecé y en cuanto tiempo quiero terminar de ahorrar. Creemos que lo que hace a BILLEGAS una alternativa interesante, no es solo el hecho de que en billetes rinda más, sino el valor emocional detrás del ejercicio de ahorrar.

¿Porque recomiendan que todas las personas deberían tener hábitos financieros basados en el ahorro?

El economista Cahit Guven (1) afirma que la gente que es más feliz tiende a ahorrar más, con BILLEGAS queremos que la gente por medio del ahorro pueda buscar la felicidad. La psicóloga Sonja Lyubomirsky dicen que la felicidad de una persona esta divida en tres fragmentos: el 50% es información genética, el 10% son las circunstancias en las que vivimos y el 40% son nuestras actividades diarias (2). Dentro de ese 40% están nuestro viajes, el tiempo que compartimos con la gente que queremos, las cosas que aprendemos, etc. No estamos diciendo que la plata compre la felicidad de la gente, pero saber invertir la plata puede mejorar nuestra felicidad. Hay un articulo de un blog que hablar de 5 formas en que el dinero puede comprar felicidad, y todos los ejemplos están basados en aprender a compartir, en invertir en los demás, en ser generoso (3). Durante estos casi 3 años de vida de BILLEGAS hemos entregado alrededor de unos 900 personajes, hemos recibido anécdotas de cómo los papás le ensañan a sus hijos a ahorrar, hemos visto cómo la gente vibra con nuestra historia y buscan construir la de ellos con BILLEGAS.

Los BILLEGAS se pueden conseguir atreves de su página en Facebook (www.facebook.com/billegas.alcancias),

Website (www.billegasconbdebillete.com) o escribiendo al correo electrónico .

Medios

Juan José Heredia

Arquitecto de la Pontificia Universidad Javeriana. Director de proyectos de la firma de arquitectura HRD y Director editorial de la Revista Infinity Lab. Embajador de Behance Colombia (2014-2016). Ha sido profesor y conferencista de distintas universidades del país como la Universidad de los Andes, la Universidad Javeriana y la Universidad del Bosque, entre otras...

 




Síguenos