Publicado en Arte
Con una desbordante fanaticada de freaks y un extraño sex appeal basado en lo bizarro y lo mórbido. Este artista y modelo canadiense ha desafiado los paradigmas existentes en torno a la cultura, la moda y los cánones de belleza establecidos, al transformar su apariencia con tatuajes, para convertirse en un cadáver viviente conocido como Rico The Zombie o Zombie Boy.

A muy corta edad Rick Genest, vivió una infancia complicada, ya que padecía de un tumor cerebral que le impidió adaptarse con otros niños y a la vida en general. A sus quince años y por medio de una operación delicada, le fue extirpado el tumor que lo aquejaba; un hecho que determinaría su vida para siempre. Cuando tuvo la edad de dieciséis años comenzó su historial de tatuajes en el cuerpo con motivos óseos y de insectos, actividad que le otorgaría dos “Record Guiness” por el mayor número de estos tatuajes en el cuerpo, la mayoría realizados por renombrado artista del tatuaje Frank Lewis.

Su carrera como modelo y artista se disparó gracias a un papel menor que realizó en la película de horror Cirque du freak: The vampire’s assistant. La que le valió una buena cuota de seguidores en su página de Facebook (más de dos millones), para posteriormente ser descubierto por el director de arte de Lady Gaga, Concepto que utilizaría la cantante en su video “Born This Way” y en donde Rico aparecería. A partir de ese día su ascenso profesional fue meteórico, permitiéndole protagonizar múltiples campañas publicitarias y ocupando las portadas de prestigiosas revistas de moda como Vogue Hommes Japan y la revista británica GQ Style.

Con motivo de conmemorar este “Día de las Brujas” encontramos una entrevista realizada por THE AVANT/GARDE DIARIES en donde este muerto viviente deja de lado a su alter-ego, Rico The Zombie, para contarle al mundo sus motivaciones y doctrina existencial.

Síguenos