Publicado en Arte
Las obras de Li Hongbo (editor de libros y diseñador) que hacen parte de la exhibición Pure White Paper son un engaño. No estoy siendo sarcástica ni mucho menos, son un engaño –lo repito- y eso las hace ser especiales, únicas y hermosas.
 
"Pure White Paper" son una serie de obras que parecieran ser una preciosas cerámicas intocables. Pero no lo son, en realidad, son miles y millones de papeles que uno sobre otro que conforman y forman esculturas de morfologías humanas, como cráneos, bustos y cuerpos completos –también casi intocables.
 
Todo empezó cuando Li compró una bola de papel "nido de abeja" que se utiliza para las Festividades en China, la desarmó y vio cómo se hacía. Inspirado en esta tradición artesanal, tan "simple" pero que brinda propiedades de flexibilidad increíbles y con ayuda de un asistente, pegó cuidadosamente una hoja tras otra para después esculpirlas utilizando una sierra eléctrica.
Li demuestra la infinitud de posibilidades que tiene el papel en cuanto a forma y creación, se habla.

Síguenos