¡Explosión de color! Los espejos infinitos de Yayoi Kusama

Brian Pulido Escrito por 

¿Qué hay detrás de las coloridas obras de la reconocida artista nipona? "Yo considero mi visión de la vida desgraciada y reflejo esos pensamientos en mi arte. Para sobreponerme a la enfermedad, he reflexionado sobre mi situación psicológica. Por medio del arte, he superado mi infelicidad”.

 

¡Explosión de color! Los espejos infinitos de Yayoi Kusama

 

Retrato de Yayoi Kusama, 2018

 

Yayoi Kusama nació en Matsumoto, Japón en 1929. La primera etapa de su vida fue marcada por una fuerte misoginia y un entorno en el que le era muy difícil desarrollarse plenamente por ser mujer, debido a que la opinión femenina no era tomada muy en cuenta en esos días dentro de la sociedad japonesa, y por si fuera poco, en la escena artística el asunto era aún más complejo, en razón de la escasa incursión de su género en este campo, limitado a la danza, la música y el teatro tradicional.

 

Fue entrando en la adolescencia que Kusama viviría en carne propia el estallido de la 'Segunda Guerra Mundial', lo que generaría posteriormente en la artista nipona un fuerte impacto emocional que la llevaría a la demencia. Esta condición años más tarde, sería catalizada a través del arte en una visión única del mundo que sería aplaudida y reconocida por miles de personas en el mundo. 

 

 1111111

Yayoi Kusama, The Spirits of the Pumpkins 

 

Es así como a sus 28 años, decide mudarse a Nueva York para encontrar nuevos caminos y oportunidades para dar rienda suelta a lo que su mente y su espíritu querían comunicar. Caso contrario a lo que ocurría en Japón, en la capital del mundo, Yayoi, encontró un espacio en el medio, lo que la catapultaría como una artista ampliamente activa, innovadora y alejada de lo convencional a sabiendas de que venía de la cultura oriental.

 

Durante su residencia en los Estados Unidos en la década de los 60's, Kusama vive y es protagonista del auge del 'Pop Art' , de la mano de artistas de talla mundial como Andy Warhol y Donald Judd, entre otros... Esta etapa de apogeo artístico en su carrera, es sumamente influyente para lo que concebiría posteriormente en sus instalaciones artísticas, desbordantes de luz, color y lunares, muchos lunares (polka dots).

 

 

222222

Peace, Penises, and Pumpkins en Brisbane

 

En la actualidad, Yayoi Kusama a sus 90 años, demuestra que su creatividad perdura a pesar del tiempo. Recientemente y bajo el título de 'Infinity Rooms', una instalación llena de color y 'Polka Dots' hacen que los asistentes a sus salas vivan una experiencia inmersiva en la que los espejos y la figura propia del espectador logren explotar los sentidos y generar una atmósfera que rompe todo esquema e imaginario que pueda estar preconcebido en la mente de quienes asisten a la exposición.

 

Sobra decir que la artista japonesa se ha consolidado a través de los años como un icono del arte contemporáneo. En la actualidad Kusama vive en un hospital psiquiátrico, recluída por voluntad propia —según parece—. Únicamente sale cuando quiere trabajar en su estudio para seguir escudriñando su pasado y así sacar a flote obras de una inmensa creatividad.

 

 

3333

Infinity mirrored room en el MoMa

 

Desde performances, instalaciones hasta lienzos oversize, es así como la japonesa atraviesa las barreras artísticas y muestra al mundo cómo a través de la variedad y el arte inmersivo, la experiencia de uno puede convertirse en bálsamo de muchos. En septiembre de 2017 se abrió el museo Kusama en Tokio para mostrar la obra de la genio obsesionada por los polka dots y los entornos multicolor.

 

Para conocer más sobre la obra de esta fantástica artista, puedes visitar su página oficial haciendo click aquí.

 

Brian Pulido

Diseñador digital y generador de contenidos para redes sociales. Columnista de la Revista Infinity Lab.

 

Síguenos