Powered by EverLive.net

Hey, 'Indie Cindy' de Pixies.

Escrito por 
Hey, 'Indie Cindy' de Pixies. Photo by Michael Halsband

A principios de los 90´s por mis manos rotaron un sin número de casetes que de alguna manera hicieron parte para bien o para mal de este crecimiento musical. Pero fue uno el que marcó todo. Esta cinta de color morado sin marcar abrió las puertas a toda esta pasión por encontrar nuevos sonidos, ir a la disco tienda como un niño en busca de su helado favorito y tener la sensación placentera de abrir un nuevo disco con la curiosidad de encontrar muchos sueños dentro de él. Aún recuerdo el momento que decidí meterlo a la casetera vieja de mi padre y apreté mis dedos en el botón que le dio vida a un sonido que marcó toda una generación.

Los bajos de Keam Deal y la guitarra de Black Francis, fueron los artífices de la creación de Pixies una banda admirada por personajes como Kurt Cobain. Desde 1986 esta banda de Boston ha logrado conservar un estilo singular con una marcada influencia del punk y logró abrir las puertas a la escena alternativas de los 90´s. Para mi fueron los gestores.

Cuando Bone Machine del álbum Surfer Rosa, resonó con fuerza en la casetera y retumbó en mis oídos, entendí muchas cosas de la música que estaban ahí, escondidas en el subconsciente y que se convirtiría en una de mis bandas favoritas hasta el dia de hoy.

Pasaron casi 23 años para que Pixies volviera a la escena con un álbum de estudio y con la incertidumbre de saber si dicho álbum, seguía después de tantos años el umbral de sonidos que los hicieron grandes en las escena urderground con Come On Pilgrim, Doolittle, Bossanova, Trompe le Monde y que no cayera en un limbo de pretensiones que opacaran el olor a espíritu joven.   

‘Indie cindy’ nos sorprendió en el 2013. Para muchos críticos no fue el álbum esperado para una banda de esta trayectoria, pero al oírlo debo reconocer que logró conservar ese espíritu. Me atrevo a decir que es un poco de cada uno de los álbumes que los vieron crecer en los 90´s. Apartes de canciones como “Magdalena 318” evocan el mundo pixie femenino de ‘Bossanova’, “Andro Queen” me transporta completamente a la furia visceral de ‘Trompe Le Monde’.

Aunque extrañamos a Keam Deal, Indie Cindy no me defraudó. Quizás logra en 46 minutos una fotografía actual de lo que siguen siendo; o estoy cegado por el amor que les profeso. Lo único real es ese mundo que solo ellos lograron crear y que tal vez es para siempre.

 

Medios

Sergio Pedreros

Melómano adicto. Uso mi paranoia consumada para crear palabras. Amo oir música con una buena comida, un Jack y una excelente conversación. Comparto que en cada estilo musical existe alguien por quien admirar, pero siempre debe haber un derecho admisión

Login