Entrevista con Herikita con k

Infinity lab Escrito por 

 Existen personajes auténticos en la vida real. Personas que sin temor y mucho valor son capaces de mostrarle al mundo lo que son, lo que aman y lo que les apasiona. Este es el caso de esta artista caleña, una de las artistas revelación de los últimos años, Erika Gutierrez, conocida por muchos como Herikita con K, quien muy amablemente en esta entrevista exclusiva para infinitylab nos permitió conocerla a profundidad. 

¿Cómo es un día en la vida de Herikita con K?

Antes me levantaba muy tarde por que tomaba pastas para dormir, pero ya no, entonces mi día empieza muy temprano tipo 5 am. Me levanta Teo y Maruchi: Teoruchi, ¿sabes?, como “Bradgelina” (Brad Pitt y Angelina), son mis gatos, pero también tengo un perro Archie, muy decente que espera a que me levante. Con un ojo abierto y el otro cerrado sirvo sus comidas, y empieza mi día, sé que tengo que pintar pero si se entra un bicho a la casa, podemos pasar toda la mañana e inclusive el día tratándolo de sacar, o también puede aparecer un pájaro bebé fuera de su nido, o una mosca atrapada dentro de la casa, el  caso es que sé que tengo que pintar, y en algún momento del día lo hago, escuchando mi playlist que he escuchado millones de veces,  y pinto y si no me queda como quería sufro un montón y no pinto más por ese día, es raro.

Todos los días pinto o eso trato y cierro los ojos y me imagino cosas que pueden ser lindas dibujarlas pero no siempre hacerlas realidad es tan bonito como imaginárselas, los dibujos más bonitos de mundo los tengo en mi cabeza, pero no sé si pueda hacerlos, aunque eso intento, sé que esto es lo que quiero hacer en mi vida o por lo menos estoy segurísima de que para eso vine al mundo, entonces me lo tomo enserio y sé que es mi trabajo hacer cosas con mis manos que imagine en mi cabeza, para que la gente también pueda verlas.

¿Cómo empezaste en el mundo del arte?

Mi hermano tenía un mejor amigo y yo tenía aproximadamente cuatro años y le hacía cartas de amor… pero no sabía escribir, entonces hacia bolitas. Creo que así inicio todo. Creo que pinto porque es una manera de comunicarse, mas allá de lo que signifique el arte, pintar es lo que me gusta hacer, pintar y hacer casas.

“Toda mi niñez estuve pintando como lo hace cualquier niño, solo que yo no deje de hacerlo nunca”.

¿Un grupo favorito, un color y una historia de tu infancia que haya influido en tu vida?

The doors y no es porque tenga el tatuaje más horrible del mundo de Jim Morrison, los he amado siempre, el rosado es mi color favorito del mundo, y la historia de mi infancia que más ha influido en mi vida fue que, un día estaba en el jardín infantil y con un amiguito tratamos de bajar una flor de un árbol con un ladrillo, y cuando tiramos el ladrillo, al salir corriendo él y yo nos estrellamos, y él se hirió en la cabeza y yo en la boca. Aprendí que no puedes bajar una flor con un ladrillo, es una metáfora.

¿En qué te inspiras para realizar tu trabajo?

Me gusta acordarme de la gente que he conocido, me gusta mi primera infancia y digo la primera, porque no sé, en qué etapa estoy. Entonces cuando tenía cinco años y así, me gustaba la casa de mi abuela y mi bisabuela, cuando no tenía colegio y me dejaban donde ella con mi prima Cristina hacíamos casas con palos y ramas, también escondíamos juguetes debajo de la tierra. Aunque yo hice algo horrible una vez… Hicimos una casa y enterramos unos juguetes,  cuando ella se fue, yo los saqué y me los lleve, ¿Eso dirá mucho de mí? Jaja… espero que no. Tenía nueve años. Lo siento Cristi, quería mucho jugar con esas ollitas en mi casa.

También me inspiran mis miedos o no es que ellos me inspiren, es que me obligan a dibujarlos.

Entendemos que tu obra no abarca de forma directa, una temática como la de la identidad de género, aun así somos conscientes  de que tu obra influye en esta temática con anotaciones e irreverencias adolescentes. ¿Por qué abordar un tema de este calibre desde esta perspectiva?

Porque es mi forma de ver las cosas y todo el mundo tiene algo que decir de cómo ve el mundo, es como que no sé si sea la forma adecuada, pero es de la que lo hago, como. –¡Hey! ser mujer no es oler a florecitas es mucho más “dark” de lo que te puedes imaginar.

¿En qué consiste la muestra “no quiero que me crezcan las tetas”?

“Que no me crezcan las tetas” es el nombre de una exposición pero también de un fanzine que hice y es eso, llegar a la pubertad no siempre es bonito, a mí me molesto pensar que cosas raras le pasarían a mi cuerpo y a mi vida, era yo pidiéndole al mundo que no me crecieran las tetas, y parece que funcionó.

¿Por qué vale la pena tener mil noviecitos y de donde surgió la idea? (Risas).

Mil noviecitos es un libro que encontré, que se llamaba mil novecientos e hice otro libro encima de él, de los novios que he tenido, y porque nunca nuestro amor fue para siempre. El libro original decía: “entre mí y el resto de vosotros hay un océano de mierda. Vale la pena si al final encontrás a alguien con quien estar bien, o si en el camino te das cuenta que vos mismo sos tu mejor compañía para estar feliz”.

Hemos notado en tu obra cierta evolución, que paso de lo gráfico a lo plástico. ¿Existe mucha diferencia entre tu trabajo anterior con respecto a este?

Sigo haciendo libros, en este mismo momento estoy haciendo uno que se llama “Be a Girl”, pero también pinto cosas nuevas todos los días. Me imagino que he ido cambiando porque no soy la misma persona de hace unos años, pero trato de mantener la esencia.

¿Sobre qué trata la serie Home Alone? ¿Cuál es el trabajo que más recuerdas y por qué?

Home alone son casas, quería hacer muchas casas, hice un vecindario que se llama neigh-bored-hood, esto tiene que ver con vivir en un lugar lejano y sentirse solo, amo la casa en la montaña me encanta porque literalmente cerré los ojos y me la imagine.

¿Cómo ha sido tu experiencia al exponer en espacios tan diversos como el salón nacional de artistas y lugar a dudas en Cali?

Bueno la exposición de lugar a dudas “Que no me crezcan las tetas” en los 14 Salones Regionales de Artistas, fue digamos mostrar por primera vez mis más preciadas pertenencias, libros que había hecho desde hace algún tiempo, todos diarios entre ellos: “problemático y sexual”, “2011 un año para el fin del mundo”, entre otros, son libros que fueron hechos como constancia de mi existencia, como ¡Hey yo existí! y eso es importante. Siempre pienso que todo el mundo es importante para alguien o por algo, todo el mundo tiene una historia que contar, y eso me gusta de mostrar mi trabajo que la gente puede ver mis más íntimos pensamientos acerca de cualquier cosa, poder compartir esto con la gente, eso es lo que me gusta.

¿Qué les recomendarías a otros artistas que están empezando y quieren seguir tus pasos?

Para mí ha sido muy importante hacer lo que quiero y solo eso. Y pues en realidad no deberían seguir mis pasos, deberían seguir sus pasos, un día un profesor que quiero mucho me dijo que nunca le hiciera caso a nadie, ni a el por qué un día el podía levantarse de malgenio y decirme que mi trabajo era pésimo y yo dejaría de hacerlo, de experimentar; no importa si para nadie tiene sentido, si para vos tiene sentido entonces es lo que debes hacer. Nadie tiene el criterio para decirte que te hace feliz o qué imagen es bonita para vos, los humanos estamos llenos de excentricidades y nos gustan cosas diferentes a todos.

Muchas gracias por concedernos el gusto de esta entrevista exclusiva para infinitylab y por permitirnos conocerte mejor. Esperamos que vengan muchos más éxitos tu carrera artística, buen viento y buena mar.

Entrevista con Herikita con k Via @Herikita con K

 Existen personajes auténticos en la vida real. Personas que sin temor y mucho valor son capaces de mostrarle al mundo lo que son, lo que aman y lo que les apasiona. Este es el caso de esta artista caleña, una de las artistas revelación de los últimos años, Erika Gutierrez, conocida por muchos como Herikita con K, quien muy amablemente en esta entrevista exclusiva para infinitylab nos permitió conocerla a profundidad. 

¿Cómo es un día en la vida de Herikita con K?

Antes me levantaba muy tarde por que tomaba pastas para dormir, pero ya no, entonces mi día empieza muy temprano tipo 5 am. Me levanta Teo y Maruchi: Teoruchi, ¿sabes?, como “Bradgelina” (Brad Pitt y Angelina), son mis gatos, pero también tengo un perro Archie, muy decente que espera a que me levante. Con un ojo abierto y el otro cerrado sirvo sus comidas, y empieza mi día, sé que tengo que pintar pero si se entra un bicho a la casa, podemos pasar toda la mañana e inclusive el día tratándolo de sacar, o también puede aparecer un pájaro bebé fuera de su nido, o una mosca atrapada dentro de la casa, el  caso es que sé que tengo que pintar, y en algún momento del día lo hago, escuchando mi playlist que he escuchado millones de veces,  y pinto y si no me queda como quería sufro un montón y no pinto más por ese día, es raro.

Todos los días pinto o eso trato y cierro los ojos y me imagino cosas que pueden ser lindas dibujarlas pero no siempre hacerlas realidad es tan bonito como imaginárselas, los dibujos más bonitos de mundo los tengo en mi cabeza, pero no sé si pueda hacerlos, aunque eso intento, sé que esto es lo que quiero hacer en mi vida o por lo menos estoy segurísima de que para eso vine al mundo, entonces me lo tomo enserio y sé que es mi trabajo hacer cosas con mis manos que imagine en mi cabeza, para que la gente también pueda verlas.

¿Cómo empezaste en el mundo del arte?

Mi hermano tenía un mejor amigo y yo tenía aproximadamente cuatro años y le hacía cartas de amor… pero no sabía escribir, entonces hacia bolitas. Creo que así inicio todo. Creo que pinto porque es una manera de comunicarse, mas allá de lo que signifique el arte, pintar es lo que me gusta hacer, pintar y hacer casas.

“Toda mi niñez estuve pintando como lo hace cualquier niño, solo que yo no deje de hacerlo nunca”.

¿Un grupo favorito, un color y una historia de tu infancia que haya influido en tu vida?

The doors y no es porque tenga el tatuaje más horrible del mundo de Jim Morrison, los he amado siempre, el rosado es mi color favorito del mundo, y la historia de mi infancia que más ha influido en mi vida fue que, un día estaba en el jardín infantil y con un amiguito tratamos de bajar una flor de un árbol con un ladrillo, y cuando tiramos el ladrillo, al salir corriendo él y yo nos estrellamos, y él se hirió en la cabeza y yo en la boca. Aprendí que no puedes bajar una flor con un ladrillo, es una metáfora.

¿En qué te inspiras para realizar tu trabajo?

Me gusta acordarme de la gente que he conocido, me gusta mi primera infancia y digo la primera, porque no sé, en qué etapa estoy. Entonces cuando tenía cinco años y así, me gustaba la casa de mi abuela y mi bisabuela, cuando no tenía colegio y me dejaban donde ella con mi prima Cristina hacíamos casas con palos y ramas, también escondíamos juguetes debajo de la tierra. Aunque yo hice algo horrible una vez… Hicimos una casa y enterramos unos juguetes,  cuando ella se fue, yo los saqué y me los lleve, ¿Eso dirá mucho de mí? Jaja… espero que no. Tenía nueve años. Lo siento Cristi, quería mucho jugar con esas ollitas en mi casa.

También me inspiran mis miedos o no es que ellos me inspiren, es que me obligan a dibujarlos.

Entendemos que tu obra no abarca de forma directa, una temática como la de la identidad de género, aun así somos conscientes  de que tu obra influye en esta temática con anotaciones e irreverencias adolescentes. ¿Por qué abordar un tema de este calibre desde esta perspectiva?

Porque es mi forma de ver las cosas y todo el mundo tiene algo que decir de cómo ve el mundo, es como que no sé si sea la forma adecuada, pero es de la que lo hago, como. –¡Hey! ser mujer no es oler a florecitas es mucho más “dark” de lo que te puedes imaginar.

¿En qué consiste la muestra “no quiero que me crezcan las tetas”?

“Que no me crezcan las tetas” es el nombre de una exposición pero también de un fanzine que hice y es eso, llegar a la pubertad no siempre es bonito, a mí me molesto pensar que cosas raras le pasarían a mi cuerpo y a mi vida, era yo pidiéndole al mundo que no me crecieran las tetas, y parece que funcionó.

¿Por qué vale la pena tener mil noviecitos y de donde surgió la idea? (Risas).

Mil noviecitos es un libro que encontré, que se llamaba mil novecientos e hice otro libro encima de él, de los novios que he tenido, y porque nunca nuestro amor fue para siempre. El libro original decía: “entre mí y el resto de vosotros hay un océano de mierda. Vale la pena si al final encontrás a alguien con quien estar bien, o si en el camino te das cuenta que vos mismo sos tu mejor compañía para estar feliz”.

Hemos notado en tu obra cierta evolución, que paso de lo gráfico a lo plástico. ¿Existe mucha diferencia entre tu trabajo anterior con respecto a este?

Sigo haciendo libros, en este mismo momento estoy haciendo uno que se llama “Be a Girl”, pero también pinto cosas nuevas todos los días. Me imagino que he ido cambiando porque no soy la misma persona de hace unos años, pero trato de mantener la esencia.

¿Sobre qué trata la serie Home Alone? ¿Cuál es el trabajo que más recuerdas y por qué?

Home alone son casas, quería hacer muchas casas, hice un vecindario que se llama neigh-bored-hood, esto tiene que ver con vivir en un lugar lejano y sentirse solo, amo la casa en la montaña me encanta porque literalmente cerré los ojos y me la imagine.

¿Cómo ha sido tu experiencia al exponer en espacios tan diversos como el salón nacional de artistas y lugar a dudas en Cali?

Bueno la exposición de lugar a dudas “Que no me crezcan las tetas” en los 14 Salones Regionales de Artistas, fue digamos mostrar por primera vez mis más preciadas pertenencias, libros que había hecho desde hace algún tiempo, todos diarios entre ellos: “problemático y sexual”, “2011 un año para el fin del mundo”, entre otros, son libros que fueron hechos como constancia de mi existencia, como ¡Hey yo existí! y eso es importante. Siempre pienso que todo el mundo es importante para alguien o por algo, todo el mundo tiene una historia que contar, y eso me gusta de mostrar mi trabajo que la gente puede ver mis más íntimos pensamientos acerca de cualquier cosa, poder compartir esto con la gente, eso es lo que me gusta.

¿Qué les recomendarías a otros artistas que están empezando y quieren seguir tus pasos?

Para mí ha sido muy importante hacer lo que quiero y solo eso. Y pues en realidad no deberían seguir mis pasos, deberían seguir sus pasos, un día un profesor que quiero mucho me dijo que nunca le hiciera caso a nadie, ni a el por qué un día el podía levantarse de malgenio y decirme que mi trabajo era pésimo y yo dejaría de hacerlo, de experimentar; no importa si para nadie tiene sentido, si para vos tiene sentido entonces es lo que debes hacer. Nadie tiene el criterio para decirte que te hace feliz o qué imagen es bonita para vos, los humanos estamos llenos de excentricidades y nos gustan cosas diferentes a todos.

Muchas gracias por concedernos el gusto de esta entrevista exclusiva para infinitylab y por permitirnos conocerte mejor. Esperamos que vengan muchos más éxitos tu carrera artística, buen viento y buena mar.

Infinity lab

Somos la revista de arquitectura y diseño más cool del país y uno de los medios digitales de mayor crecimiento en latinoámerica.

Nuestro equipo editorial trabaja incansablemente indagando sobre el acontecer de la arquitectura y el diseño mundial, para así entregar contenido original, especifico y relevante a nuestros lectores.

Síguenos