“Ping-Pong” artístico entre Colombia y Tailandia

Rita Nuñez Escrito por 
Angélica María Zorrilla, artista colombiana, y su colega tailandés Kriangkrai Kongkhanun, exhiben en Bangkok lo que denominaron un juego de "ping-pong" artístico. Que consiste en el interpretación de una serie de conceptos como "cielo", "ira" o "silencio".
 
Cada autor eligió diez palabras y con las veinte elaboraron cuadros individuales en los que expresan lo que cada concepto les evoca a través del dibujo, combinado con otras técnicas como la xilografía o la goma arábiga. El proyecto originalmente nació a partir del artista colombiano José Antonio Suárez Londoño. Cuatro artistas colombianos y otros cuatro de China, India, Australia y Tailandia se enviaron palabras para crear un diálogo artístico.
 
"Backforth" como también se le conoce, se exhibe en el Museo de la Universidad de Chulalongkorn, que acoge un total de cuarenta cuadros emparejados en torno a cada palabra. En el caso de "Bangkok", la creación de la colombiana consiste en un mapamundi en el que el continente americano está representado en su forma primitiva, como aparecía en los primeros mapas, y el continente asiático acoge dibujos de Kriangkrai. Mientras que para Kriangkrai, "Bangkok" le evocó rostros siniestros y sombras negras que sugieren caos y bullicio a través de un dibujo realizado con lápiz, tinta china y xilografía.
 
Otros de los términos que integran este original proyecto son conceptos como "humano", "espíritu", "cultura", "naturaleza", "corazón", "fuego" o "juntos". En torno a este último término, Kriangkrai aglutina a los fantasmas malignos que acechan al hombre en una nube perversa y con los que combate el espíritu, de color rojo, para recuperar la esencia humana de paz y serenidad.
 
Resulta interesante como el arte además de contrastar dos culturas tan diferentes, puede reflejar de la forma más artística la complejidad y las diferencias del pensamiento humano.
“Ping-Pong” artístico entre Colombia y Tailandia Vía @EFE
Angélica María Zorrilla, artista colombiana, y su colega tailandés Kriangkrai Kongkhanun, exhiben en Bangkok lo que denominaron un juego de "ping-pong" artístico. Que consiste en el interpretación de una serie de conceptos como "cielo", "ira" o "silencio".
 
Cada autor eligió diez palabras y con las veinte elaboraron cuadros individuales en los que expresan lo que cada concepto les evoca a través del dibujo, combinado con otras técnicas como la xilografía o la goma arábiga. El proyecto originalmente nació a partir del artista colombiano José Antonio Suárez Londoño. Cuatro artistas colombianos y otros cuatro de China, India, Australia y Tailandia se enviaron palabras para crear un diálogo artístico.
 
"Backforth" como también se le conoce, se exhibe en el Museo de la Universidad de Chulalongkorn, que acoge un total de cuarenta cuadros emparejados en torno a cada palabra. En el caso de "Bangkok", la creación de la colombiana consiste en un mapamundi en el que el continente americano está representado en su forma primitiva, como aparecía en los primeros mapas, y el continente asiático acoge dibujos de Kriangkrai. Mientras que para Kriangkrai, "Bangkok" le evocó rostros siniestros y sombras negras que sugieren caos y bullicio a través de un dibujo realizado con lápiz, tinta china y xilografía.
 
Otros de los términos que integran este original proyecto son conceptos como "humano", "espíritu", "cultura", "naturaleza", "corazón", "fuego" o "juntos". En torno a este último término, Kriangkrai aglutina a los fantasmas malignos que acechan al hombre en una nube perversa y con los que combate el espíritu, de color rojo, para recuperar la esencia humana de paz y serenidad.
 
Resulta interesante como el arte además de contrastar dos culturas tan diferentes, puede reflejar de la forma más artística la complejidad y las diferencias del pensamiento humano.

Síguenos