Publicado en Entrevistas

Hablamos con María Morla, arquitecta, artista y diseñadora bogotana, co-fundadora de Studio Nomade, una joven y exitosa firma de diseño multidisciplinar que ha ido posicionandose en Nueva York, todo gracias a su enfoque transversal y creatividad a la hora de proyectar espacios y sets de televisión.

 

Publicado en Diseño

Hijo adoptivo de la ciudad de Bogotá, comunicador social,  soñador y apasionado de la ciencia, el video mapping y la narrativa, son algunas de las características que definen a Andrés Guzmán Ayala, candidato a la cámara de representantes por Bogotá, un video realizador cuyabro que saltó a la política, como asesor legislativo del congreso después de trabajar por más de una década por los derechos de los indígenas de Colombia.

 

Publicado en Arquitectura

“Con este premio yo, en todo caso, voy a seguir con mi política de nunca contestar el teléfono durante el fin de semana”.

Alejandro Aravena.


Publicado en Arte

‘Diversa’, es la palabra que reúne la obra de Tato Prado, un artista digital que va desde los sentimientos precisos y delicados, hasta las historias más cotidianas y espontáneas. Tato nació en Pasto, Nariño, vivió en Barcelona, estudió diseño visual en la universidad de Caldas y desde siempre le ha gustado dibujar; su formación empírica fue instruida por mangas japoneses y Disney. —“Me gusta dibujar desde que tengo memoria, podía pasar horas y horas dibujando, cuando era más pequeño habían días en los que no dormía por estar rayando. No tuve ninguna formación formal, todo lo que sé lo aprendí de libros para dibujar, copiando personajes de Disney y anime”.


Prado ha participado durante dos años en el Salón de estudiantes del festival de la imagen exponiendo sus ilustraciones y en el año 2013 fue invitado al festival del comic ‘Entreviñetas’ donde expuso junto a la historietista ‘Soy pirata’.

Sus ilustraciones han estado presentes en la exposición del centro comercial ‘El Retiro Itinerante’ en el 2014 y en el evento ‘SOFA’ dentro del Salón visual Bacánika.


¿Quién es Tato Prado?

Tato Prado es un soñador, le gusta soñar con los ojos abiertos, muchas veces estos sueños se convierten en ilustraciones, otras veces en comics cortos, le gusta mucho el sushi, caminar descalzo, poner música fuerte mientras dibuja, el olor a libros y a tierra mojada.

Le gusta el término “artista digital”
 
Tato Prado 01

¿Por qué y desde cuándo ilustras?

No tengo  memoria realmente, empecé desde muy pequeño porque era solo una necesidad de tener una hoja y un papel para plasmar mis ideas, como la necesidad de comer, lo que se me venía a la cabeza, contar historias etc…


¿En qué momento ilustrar, en que momento hacer comics?

Las ilustraciones son un proceso más largo, llevan más tiempo, ilustro cuando me inspiro, cuando necesito plasmar algo que no puedo ver, cuando estoy muy cansado de pensar en la vida real, ilustrar es perfecto, es como salirse del mundo por unas horas, “me gusta como se ve este color” “le falta más expresión” “necesito que este rostro quede perfecto” muchas personas me han dicho que no tienen la paciencia para pasar horas ilustrando, para mí no tiene nada que ver con paciencia, si estuviera en mis manos me quedaría perfeccionando una ilustración hasta que a mis ojos quede perfecta, lastimosamente eso no es posible ya que jamás daría por terminada una ilustración.

Por otro lado están los comics, los hago cuando necesito expresar algo, quiero desahogarme, hacer catarsis, quiero algo rápido y eficaz con lo que la gente se sienta identificada, es como limpiarse por dentro, muchos de mis comics son muy personales, pero esto hace que el público se sienta más cercano a mí y eso es algo que me encanta, me gusta cuando la gente me comenta o se etiquetan en las publicaciones tomando los comics como propios, me llena de emoción que las personas sientan que fueron hechos a su medida, eso es lo que me lleva a hacer comics.


¿Quiénes/Cuáles han sido tus referentes e influencias?

Cuando era pequeño estuve muy influenciado por las películas de Disney de las cuales  aún soy fan; cuando estaba más grande descubrí el anime y el manga y por esa época en Barcelona era uno de los lugares en donde más manga y anime podías encontrar, fue la época de comprar libros para aprender a dibujar en donde los devoraba en pocos días, poco a poco decidí dejar atrás estas estéticas para empezar a crear un estilo propio,  empecé a estudiar diseño y esto hizo que abriera los ojos hacia la pintura clásica, me gustan los trazos del óleo en el bastidor, el arte clásico de la pintura. Algunos de los pintores a los que he tomado como referencia son; Francis Kupka, Fritz Zuber Buhler, Malcolm Liepke. Creo que aún se pueden ver rastros de estas estéticas y es lo que más marca mi estilo en este momento.

Ilustradores nacionales o internacionales que nos recomiendes.

Ilustradores nacionales, me gusta mucho el estilo de Felipe Bedoya y no puedo dejar de mencionar a ‘Soy pirata’. Internacionales me gustan muchísimo Kris Knight y Laura Laine.

pregunta3

¿Cuál es tu color favorito? ¿Cómo suena este color?

Mi color favorito es el azul, no sé qué tiene este color pero me encanta usarlo para mis ilustraciones, suena a la brisa del mar en el trópico.
 

pregunta 5

¿Cuál es la  banda sonora de tu obra?

Si mi obra en general tuviera una banda sonora, me gustaría que fuera el álbum 'Illumination' de Miami Horror.


¿Alguna pregunta que le quieras hacer a algo o alguien?

Quisiera preguntarle a mi computador por qué es tan caprichoso, últimamente está en una etapa de adolescente intocable inmamable.


 
Publicado en Arte

Después de una larga trayectoria por diferentes y reconocidos medios internacionales como National Geographic, Washington Post, Miami Herald, New York Times, Times Magazine, Associated Press, Huffington Post entre otros… El fotógrafo Bogotano William Fernando Martínez,  nos sorprende con una emocionante y reflexiva serie sobre el origen de algunas de las nuevas glorias de la selección Colombia como Jackson Martínez y Carlos Sánchez.

Impresionados por estas conmovedoras fotografías, nos contactamos con él para que nos contara un poco más sobre su trabajo, sus motivaciones e historias como reportero gráfico y esto fue lo que nos respondió.

Ver galería fotográfica: http://wmartinezphotos.com/el-pueblo-de-jackson.html

 1. ¿Cómo te iniciaste en el mundo de la fotografía y desde hace cuánto tiempo vienes ejerciendo esta disciplina como profesional?

Soy comunicador social y periodista de la Universidad de La Sabana de Bogotá, Colombia e inicie en el periódico El Tiempo como reportero gráfico practicante en el Departamento de Fotografía en 1995. Desde entonces he recorrido la geografía nacional encontrando reportajes, algunos inesperados, que me han merecido muchos reconocimientos: dos premios de periodismo Simón Bolívar, Premio Estrella, Semillas de Esperanza de la Fundación Cirec por el reportaje “La locura quiebrapatas”, sobre los niños víctimas de las minas antipersona del Magdalena Medio y el Premio Iberoamericano de Comunicación por los Derechos de la Niñez, organizado por la Unicef y la Agencia Efe. En el 2005 recibí el Premio Nacional Colombo Suizo de Fotografía, del Ministerio de Cultura de Colombia, por mi trabajo: “Los jóvenes en árbol del ahorcado”.

2. ¿Cuál es la misión de William Fernando Martínez en la vida y como profesional?

Mi misión es documentar con proyectos de largo aliento la realidad Colombiana más allá de la noticia mediante la función social  que cumple la editorial de libros digitales y de bolsillo que fundé hace un año llamada  www.cuentosdefotografos.org

Allí  con el apoyo del estado hemos dictado talleres y regalado cámaras fotográficas a población vulnerable como la que vive en las fronteras o a hijos de guerrilleros y paramilitares  reinsertados  y desmovilizados que hacen parte de la nueva generación Colombiana del postconflicto.

Cuentos de fotógrafos es un sitio web donde se aprende a contar historias con la fotografía. Una editorial de libros digitales e impresos. Porque todos  tenemos una historia por contar,  y no siempre hay que hacerlo con palabras.

Aquí se pueden ver todos los trabajos, llamados cuentos de fotógrafos en los libros que se despliegan en formatos muy fáciles de navegar. Aquí encontraras historias contadas con  fotografías  de Colombianos de todas las regiones de Colombia que sin ser fotógrafos profesionales han aprendido el  lenguaje de las texturas, del color, de los efectos de la luz, de los reflejos  y de los instantes detenidos en el tiempo, después de participar en estos talleres patrocinados en su mayoría con recursos del estado.

Cuentos de fotógrafos  como:

El agua
El Ocaso de nuestro perro
Con-pasión de Matarife
Nuestro amigo el viento
La Barbería

3. ¿En tu experiencia como fotógrafo, cuál de todos tus trabajos es el que más recuerdas y por qué?

El libro que realicé en el 2010 y 2011  recorriendo todas las festividades del caribe colombiano  buscando la ciudad perdida de Macondo: El Macondo de todos los días: [Descarga el pdf] 

Porque fue leer  el libro más hermoso que he leído (cien años de soledad) nuevamente a través de mi cámara. Fue mi homenaje a García Márquez.

4. Se puede pensar que un reportero gráfico debe ser un observador objetivo de las circunstancias de una situación determinada. ¿Pero realmente es posible abstraerse para alcanzar la objetividad? ¿Hasta qué punto la perspectiva del fotógrafo la que logra capturar la esencia de un momento importante?

Mientras no alteres la realidad, ni sugieras situaciones o performances todo es fotoperiodismo. El resto no es un estilo de fotoperiodismo, simplemente es una deformación del genero que ahora muchos lo hacen equivocadamente.

CAUCAWFM

Foto: CHRISTIAN ESCOBAR MORA. AGENCIA EFE

 5. ¿De dónde surgió la idea de crear una serie fotográfica en tributo a los futbolistas colombianos? ¿Por qué elegiste al Choco como escenario principal de este trabajo?

Porque en Colombia nos encanta la idea de sacar el pecho y vanagloriarnos con los deportistas cuando están en el podio, cuando  están arriba. Somos triunfalistas y un poco oportunistas. Pero  todas estas gloria salieron del barro cuando nadie los miraba. Entonces yo creo  que hay muchos “Jamesitos”, “Jacksoncitos” y muchos “Cuadraditos”  que hoy están allí, quizás  sin zapatos o sin comer tres veces al día o bajo la inclemencia de la violencia intrafamiliar hay que ver de donde vienen. Ellos no llegaron al Mónaco así como así, detrás de ellos hay muchos que quedaron rezagados en el camino y hoy pueden estar en las pandillas, en las bandas criminales. Por eso lo hice, la fotografía documental y el fotoperiodismo debe  ser reflejo y crear esa reflexión. No simplemente registrar en el podio donde para mi son “selfies” de una felicidad que desconoce el pasado. 


6. ¿Cuál es la imagen que tienen los habitantes del Choco de estas nuevas figuras del futbol? ¿Influye positivamente?

Claro que influyen positivamente son sus ídolos, sus dioses todos quieren ser como ellos.

7. ¿Es el futbol en realidad, una alternativa de escape para los jóvenes que viven en zonas deprimidas del país y azotadas por la violencia y la corrupción?

Absolutamente. Si Colombia pusiera más atención a esas vetustas escuelas de futbol  que pululan por todo el país y la unificara Colombia sería una potencia deportiva de proporciones increíbles.

8. ¿Alguna fotografía soñada que no hayas concretado aún y quieras realizar?

Por estos días me encantaría salir a las calles de Bogotá en una celebración por ser Colombia campeona mundial de futbol en el 2014. Creo que sería el día más feliz de toda la historia de un país que dicen que es el país más feliz del mundo.

9. ¿Qué consejo le darías a los jóvenes periodistas y fotógrafos que quieran ser reporteros gráficos al igual que tú?

Que no pierdan el tiempo asistiendo a escuelas de fotografía que no tienen fotógrafos con verdaderos portafolios. Todo esta en internet y si llegan a algún periódico o revista local nunca duren allí más de dos años. La fotografía es un trabajo en solitario de proyectos de largo aliento.

Publicado en Arte

El cuerpo, el contraste, el color, los elementos y los momentos capturados que no se describen con palabras, son tan solo algunas de las cosas que trasmiten las fotografías de Paola Rojas. Esta joven bogotana de 19 años que recientemente ganó el IV Concurso de Fotografía Nacional en la categoría aficionados, demuestra con su obra que la magia cabe en una fotografía. 

En un mundo que apenas está explorando, Paola ve la fotografía como su juego, donde sus deseos de seguir aprendiendo y su talento seguramente se seguirán viendo reflejados en cada fotografía.

A continuación, unas pocas preguntas con la artista, antes de darle la palabra a la fotografía.


¿Quién es Paola Rojas? 

Una persona del común.

¿Cuál es el mundo de Paola?

Uno que hasta ahora se está explorando.

¿Qué es o ha sido la fotografía para ti?

Primero fue un hobbie, Se convirtió en el medio que me ha abierto las puertas a otras cosas que me apasionan. Ahora la fotografía para mí es un juego, sin reglas ni condiciones. 

¿Por qué la fotografía?

Porque por medio de ella puedo hacer lo que quiera, contar una historia, plasmar una idea y  acercarme a las cosas que me intrigan como los colores, la semiótica y el cuerpo.

¿De dónde nacen las historias, que tus imágenes cuentan?

De todo y nada (a veces ni tengo la intención de contar algo)  .De experiencias personales, de un color, de una frase, de una persona, de un objeto cotidiano, de una película.

¿Qué elementos te llevan o inspiran a la hora de realizar tus fotografías?

Lo que me encuentre en el camino, es decir, si veo una tela, o unas flores, una mesa, busco la manera de utilizar esos elementos.

Cuéntanos un poco sobre tu obra, tus proyectos realizados y a futuro.

Que es un juego, muy divertido para mí por cierto.  A futuro quiero seguir aprendiendo y trabajando.

¿Qué nuevas experiencias te ha brindado la IV versión del Concurso Nacional de Fotografía, en el que has ganado en la categoría de aficionados?

Principalmente más visibilidad. Creo que este tipo de concursos son una buena vitrina.

¿Un libro/lectura, una canción y una película?

Futuro primitivo de John Zerzan,  lighthouse de patrick Watson,  Los amantes del círculo polar.


 

Para seguir el trabajo de Paola:

Portafolio www.paolarojash.com

Behance http://www.behance.net/paolar

Flickr http://www.flickr.com/photos/paolarojash/

Publicado en Diseño
Desde hace algunos años venimos escuchando en algunos círculos de diseñadores y profesionales del mercadeo y la publicidad el término “coolhunting”. Para muchos aún continua siendo una idea ambigua, pero para otros una forma más atractiva de ver la vida basado en lo “chévere” en lo “nuevo” y en lo “trendy”, para otros con una visión más estructurada, no pasa de ser una metodología y una serie de procesos para el desarrollo de estudios culturales y de consumo. Por esta razón y a raíz de estas diversas alternativas a la hora de abordar el concepto de “Coolhunting” buscamos a Paula Riveros, una de las analistas de tendencia más destacadas del momento y CEO de 360trendlab, uno de los laboratorios de tendencias mas versados de la industria, para que nos arrojara algunas luces sobre la enigmática figura del “coolhunter”, aquel rol, personaje, ocupación ó disciplina que está trascendiendo estas barreras para convertirse en un estilo de vida.
 
¿Como nació la idea de empezar 360Trendlab?
 
La idea comenzó en el 2008 al volver a Colombia después de unos años de haber vivido en New York, París y Buenos Aires.  
Todo comenzó pensando en una manera de fusionar la creatividad, la curiosidad por diferentes temas y saberes, y las ganas de trabajar descubriendo cosas nuevas; con un enfoque orientado a los negocios.
Después de un periodo de aprendizaje sobre las necesidades de las agencias de publicidad, de las empresas de producto masivo que se quieren posicionar en la innovación, y de los emprendedores que están comenzando sus proyectos de negocio, se armó 360TrendLab como una empresa no sólo para observar sino para analizar tendencias de estilo de vida y consumos materiales e inmateriales. Comprendimos que esas ideas para inspirar y crear mensajes, productos y negocios están en el mundo alrededor del consumidor, es decir las personas que vivimos en la calle, nos divertimos, sentimos, pensamos, opinamos y proponemos una forma de ver la vida de manera propia y auténtica dentro de la cotidianidad. Es en este gran contexto cultural y social donde se encuentran las oportunidades de negocio que hay que atrapar. Esta cacería de ideas innovadoras, chéveres, diferenciadoras y aprovechables dentro del mercado es lo que llamamos Coolhunting.
 
¿En que consiste el análisis de tendencias y por qué se habla tanto de él en la actualidad?
 
El análisis de tendencias es encontrarle sentido a esos pequeños detalles y manifestaciones dentro del estilo de vida de las personas. Cuando se empieza a encontrar un patrón dentro de lo que hacen, piensan, dicen y viven las personas, podemos empezar a comprender que se trata de un estilo de vida y a proyectar hacia dónde se va a dirigir en lo masivo. De esto se tratan las tendencias.  
Es importante para las marcas conocerlas porque así podrán ser los primeros en comprender el mundo en el que viven las personas, encontrar insights que su competencia no ha aprovechado, y satisfacer a más niveles las necesidades y anhelos de sus destinatarios. Comprender las tendencias y saberlas aterrizar a las ejecuciones estratégicas de un negocio, permite que las marcas se enganchen de manera más duradera, comprometida y profunda en la vida de las personas.
¿Cuéntanos cuál es el mayor reto a la hora de analizar e identificar tendencias?
El mayor reto es diferenciar lo que es simplemente Cool, diferente, sorprendente, impactante o fuera de lo común, con lo cool – relevante. La relevancia es la palabra clave a la hora de identificar tendencias, porque bien puede tratarse de encontrar una tendencia incipiente pero con gran potencial que resulta relevante, o una tendencia que ya es visible y de la cuál es imposible desligarse, pero en todo caso para una marca, negocio o proyecto de innovación la pertinencia y utilidad de esas ideas sacadas de los referentes que aporta la observación y análisis de una tendencia dependerá de los objetivos que se quieran lograr, de las posibilidades reales de bajarlo a ejecución y de la proyección estratégica que se le pueda dar.
 
¿En que se diferencian el street visión del análisis de tendencias?
 
Lo que se conoce como Street Vision, es una de la herramientas para cazar tendencias. Cuando hablamos de Street Vision estamos hablando principalmente de moda, en salir a la calle a observar cómo se visten las personas para descubrir ideas creativas aplicables a diseño y estilo, patrones en los usos que dan las personas a los productos existentes, nuevos diseños que aún no han pasado al mainstream.  Aquí se habla más que todo de tendencias de moda.
Cuando hablamos de análisis de tendencias, hablamos de otras herramientas más profundas, y hablamos de observar, escuchar y co – crear, comprendiendo el todo donde se instala la marca, el negocio o el proyecto de innovación. En este caso también hablamos de Coolhunting, que significa atrapar y aterrizar esas ideas que surgen dentro de las tendencias de estilo de vida.
 
¿Que beneficios tienen para la industria nacional el poder aplicar este tipo de disciplinas?
 
Poder generar procesos de innovación más ágiles, exitosos y alineados con sus usuarios. Sin investigación para las buenas ideas, estas están sujetas a un chispazo de genialidad o al “fusilaje” con pequeñas modificaciones. Si se observa y analiza el estilo de vida de las personas, las manifestaciones culturales y sociales, se descubre una fuente muy rica, real y cierta de dónde sacar buenas ideas para innovar, y de ser competitivos en el mercado local y global.
 
¿Qué le aconsejarías a los jóvenes que quieran convertirse en coolhunters en Colombia?
 
Que no lo aborden de manera superficial como una cacería de lo chévere, sino como la creación de ideas geniales a partir de un trabajo muy juicioso de observación, escucha y análisis de lo que sucede a su alrededor.
 

Si estas interesado(a) en asistir al próximo seminario de análisis de tendencias de Paula Riveros y quieres recibir más información escríbenos a   y nos comunicaremos contigo.

Publicado en Tecnología
En los últimos días tuvimos la oportunidad de reunirnos con Juan Pablo Calderón, fundador de Bogohack, para que nos contara un poco sobre “Kids Hack Day”, un nuevo evento que se realizará el 19 de octubre en Bogotá y que se está programando en todo el mundo, con el objetivo de aproximar de forma didáctica y divertida a los niños con la tecnología.
 
 
¿Qué es el KIDS HACK DAY y cómo nació esta iniciativa?
 
Kids Hack Day nació como una forma de "hackear" la educación convencional y revolucionar la manera como los niños apropian la tecnología. Se inspira por el movimiento global de los Hackerspaces, y por la falta de juego y creatividad relacionada con la tecnología en las aulas de clase; Carl Bärstad es el cerebro detrás de este movimiento. Carl arranca su idea a partir de un hackerspace in a box, un hackerspace que se puede cargar dentro de una caja y llevar a todas partes. Él como organizador de TEDxStockholm empieza a encontrar dentro de la comunidad TEDx un montón de hackers y de personas interesadas en el tema de la educación, que inmediatamente nos unimos a la iniciativa. Kids Hack Day encaja dentro de un movimiento de desarrolladores de Open Source Hardware interesados en temas de educación. Es importante para nosotros que Kids Hack Day Bogotá no sea un evento de un solo día, es un movimiento donde los niños tendrán un espacio constante de aprendizaje con sede en Bogohack. Ahí encontrarán herramientas y apoyo para desarrollar sus ideas. Esto mismo pasará alrededor de todo el mundo con las sedes de Kids Hack Day.
 
 ¿Por qué hacer un evento de KIDS HACK DAY en Bogotá?
 
Los niños son el futuro, y por eso debemos educarlos. Son los próximos inventores. Ellos diseñarán la forma como viviremos. Yo creo que hay que enseñar a los niños a construir sus propias soluciones. Estamos acostumbrándonos a buscar la solución a los problemas en las tiendas, y se nos olvida que nosotros podemos inventar. Es importante mostrarle a los niños que incluso con recursos escasos podemos improvisar y ser recursivos, y de igual manera encontrar solución a nuestros problemas. En Colombia es importante empezar a crear tecnología. Los niños aprenden rápido y son muy creativos, tenemos que aprovechar que están pequeños para que desarrollen estas habilidades. Además de todo esto, nos encanta jugar con niños y tecnología. Es un descanso de la cotidianidad para la cabeza y nos sorprendemos de la cantidad de cosas que se aprenden de los niños. Trabajar con niños nos hace felices, nos ayuda a ver el mundo desde otra perspectiva y eso nos ayuda a ser más creativos. Por un lado aprendemos montones de ellos, por otro lado, es importante que ellos le pierdan el miedo a la tecnología. Cada día estamos más ajenos y más dependientes de los aparatos y aplicaciones que utilizamos. Es importante que los niños desbaraten y no le tengan miedo a modificar los aparatos. Nos meten en la cabeza que si rompemos el sello de garantía la embarramos, y que coger una herramienta es peligroso. La idea de Kids Hack Day es fomentar la creatividad tecnológica en los niños para que crear la próxima generación de inventores. Los niños entienden más rápido y por eso encuentran soluciones a los problemas con mayor facilidad.  


IMG 0453

¿Cómo ves el panorama académico en Bogotá en comparación con otras capitales del mundo en donde se realiza el evento?
 
Es necesario modificar la forma en que enseñamos. No solo en Bogotá, es un problema global. La educación está a punto de dar un giro. Ya hay bastantes personas quejándose de la educación tradicional y empiezan a aparecer nuevas formas de educar a tus hijos.
En todos lados hay de todo, no importa si estás en Estados Unidos o en la mitad de África.  Donde tu mires hay algunos hackers, geeks, que les interese saber cómo funciona y desarrollar tecnología. Los hackers y geeks saben dónde aprender. Los recursos están asequibles en la nube. El que no aprende es porque no quiere.
 
 
¿Cuál crees que es tu papel como uno de los abanderados de la innovación tecnológica en la actualidad?
 
Estamos conectándonos, somos una gran red que crece todos los días. Yo soy uno de esos nodos que se conecta como parte de un movimiento. Acá compartimos nuestro conocimiento, nos ayudamos y construimos en comunidad. El desarrollo y el conocimiento no debe tener dueño. Lo que hacemos lo compartimos. Así estamos desarrollando tecnología.
Yo aprendo enseñando. Y hace un tiempo aprendí que todo el mundo es mejor que yo en algo. Por eso hay que colaborar, hay que trabajar en equipo y compartir lo que sabemos. Bill Joy dijo "no importa quien eres tu, la mayoría de las personas más inteligentes trabajan para alguien más".
 
 En Colombia, en general, se entiende por Hacker a aquellas personas que se han convertido en piratas cibernéticos y hacen uso de la tecnología con fines ilegales. ¿Ha cambiado en el mundo la figura del pirata informático por la del corsario digital?
 
Si buscas su definición encontrarás un montón de cosas. Los medios de comunicación son los responsables de desprestigiar a los hackers. Las personas tememos a lo desconocido, y eso vende en los medios.
El término Hacker está cambiando gracias a que grandes empresarios tecnológicos se han reconocido como hackers. Steve Jobs, Bill Gates, Marc Zuckerberg y muchos otros personajes exitosos comparten nuestra filosofía.
 
 ¿Cuál crees que es la misión de un Hacker alrededor del mundo?
 
Los Hackers ayudan a solucionar problemas colaborativamente. Son personas con mente abierta, y dispuestas a innovar. No hay barreras que los paren, ya sean legales o tecnológicas. Si un Hacker quiere, un hacker puede. Hacker es quien modifica el funcionamiento de algo para que cumpla otro propósito. Y lo comparte que es lo más importante. La idea es no tener que resolver un problema dos veces. Para nosotros los Hackers es importante no gastar energía resolviendo problemas que ya están solucionados. Cogemos lo que sirve y lo adaptamos. En el mundo los humanos a veces nos preocupamos mucho por lo que es mío y por esconderlo para ganar ventaja. Patentamos y prohibimos el uso de cierto conocimiento. El hacker se preocupa por el bien social, comparte sus soluciones para que el que quiera se beneficie. La información quiere ser libre, así que no tiene sentido tratar de contenerla. Eso solo frena el desarrollo.
Los hackers ayudan al desarrollo de una manera muy subestimada. Cada día tenemos más hackatones arreglando problemas de las ciudades y ayudando a resolver problemas en tiempos de crisis. Los hackers no solo están programando, estamos construyendo casas open source, generando sensores para radiación, haciendo robots que limpian los derrames de petróleo; sistemas de cultivo de alimentos, tractores y generando muchas herramientas asequibles como impresoras 3D. Todo esto sin patentes, compartiendo los planos y mejorando colaborativamente los diseños para que todo el mundo tenga acceso.
 
 Se habla de una emergente industria del emprendimiento en tecnología compuesta por ingenieros de sistemas, electrónicos, diseñadores, desarrolladores y p
rogramadores,  ¿Existe en Colombia una verdadera industria creativa?
 
Yo creo que está arrancando, pero está muy crudo. No es fácil para el emprendedor porque todavía el inversionista colombiano no ha entendido que el hardware es importante. Se cree que el emprendimiento es solo software. Se enfocan mucho en hacer una aplicación para teléfonos o en una red social.
“If you can’t create you are consigned to consume”
 
1000865 567333533310270 825738076 n
 
 ¿Cuál es la posición del gobierno y las instituciones frente al fortalecimiento de la cultura digital en Colombia? ¿Existen oportunidades para los niños y los jóvenes?
 
 La posición del gobierno y las instituciones es positiva. Todo el mundo quiere que pasen cosas buenas, porque nos conviene a todos. Es progreso. Las oportunidades están en todas partes y no tienen nada que ver con las instituciones ni con el gobierno. Un gran problema de nosotros es que estamos buscando estas oportunidades en el gobierno y las instituciones y no nos damos cuenta que están en el garaje de nuestras casas. Cada vez es más fácil realizar un sueño. En mi propia casa yo tengo acceso a los mejores profesores, a todos el conocimiento del mundo, y cada día a más herramientas de prototipado. Tenemos que dejar a un lado la  excusa de que no hay oportunidades. Oportunidades es lo que hay. Falta imaginación.
 
 
¿Cuál crees que es la posición de las instituciones sobre la enseñanza y aprovechamiento de la tecnología, existe verdadero apoyo o solo es una postura política de cajón?
 
Existe un gran apoyo. Hay programas muy bonitos y muchas ganas de hacer cosas. Colombia es en realidad uno de los países con mayor cobertura, y con personas educadas y capaces en estos temas. Estamos en un cambio en el paradigma de la enseñanza, sobre todo en temas de tecnología. Resulta que ahora los profesores se quedaron atrás. Los jóvenes van a un ritmo inalcanzable. Por eso es importante dar herramientas más que conocimiento. Bogohack tiene el sueño de proporcionar estos espacios de trabajo. Nuestro sueño es llevar hackerspaces a todas las veredas y municipios. Creo que es necesario que todo el mundo tenga acceso, no solo a Internet sino a arduinos, raspberry pi, y máquinas de prototipado como impresoras 3D y CNCs. Estos son los actores de la próxima revolución industrial que se aproxima.
Tenemos que estar listos para construir localmente, inventar localmente, vender localmente.  
 
 
¿Qué recomendaciones le harías a todos aquellos que quisieran emprender un proyecto que favorezca el desarrollo de la tecnología y la cultura digital?
La recomendación es que hagan. Arrancar es lo más importante. No persigan el sueño start-up, persigan su propio sueño. Nadie necesita un millón de dólares para arrancar. Estamos en un momento donde podemos arrancar con la plata del bolsillo. Todo el tiempo nos están diciendo que practiquemos el pitch en todas sus versiones, y que hagamos un canvas, y un modelo y plan de negocio. En mi concepto estos son ejercicios que sirven después que uno ya arrancó, no antes. Esto nos retrasa. No se enfoquen en vender la idea, enfóquense en hacer un producto y sacarlo al mercado. Bogohack perdió mucho yendo a los eventos y concursos de emprendimiento. Cada día allá es un día menos de trabajo. Uno aprende haciendo, planear solo retrasa el totazo con el mundo. El mejor aprendizaje es salir a la calle a vender algo y darse cuenta que lo que estoy vendiendo hay que mejorarlo. Tener que pagar cuentas y la papa es importante porque despierta el instinto de supervivencia.
Página 1 de 2

Síguenos