Publicado en Diseño

La geometría del hueco incide simultáneamente tanto en la variable perceptiva interior – exterior, como en la iluminación de una estancia o la propia solución constructiva de la envolvente. El tradicional hueco vertical, asociado a la construcción de muros portantes, define un umbral espacial y emocional entre la naturaleza exterior y el espacio interior en penumbra; el hueco horizontal propuesto por Le Corbusier durante los primeros años 20, habilita una iluminación homogénea y brillante al tiempo que representa ‘la fachada libre’, el triunfo de la técnica que habilita la independencia entre cerramiento y estructura1.

hueco vertical horizontal

Vano horizontal.

La ‘secularización’ del espacio interior propuesta por Le Corbusier es motivo de graves y públicas controversias, como la muy conocida entre el propio arquitecto suizo y el que fuera su maestro en el uso del hormigón, Auguste Perret2. El intercambio de ataques viscerales tiene lugar en las páginas del Paris Journal durante el mes de diciembre de 19233: mientras Perret defiende la dimensión atávica del hueco llegando incluso a la identificación antropomórfica de la proporción vertical, “A window is a man”4, Le Corbusier responde con un proyecto paradigmático cuyo único hueco corresponde a una gran ventana horizontal: la Petit Maison a orillas del lago Leman, publicada por primera vez en el propio Paris Journal junto a una caricatura de Perret sentado ante el interminable hueco, evidentemente horizontal, del Palais de Bois. Se podría decir entonces

“A window is a land”
la ventana es el hombre versus la ventana es el territorio.

Merece la pena detenerse en esta identificación entre hombre y ventana propuesta por Perret hace ahora casi 100 años. La condición erguida del cuerpo humano, nuestra conquista milenaria de la verticalidad, se reconocería entonces en (al menos) dos elementos arquitectónicos fundamentales: el hueco y la columna, habitantes bien definidos en la arquitectura de ambos maestros5. ¿Pero acaso la ventana horizontal de la ‘Petit Maison’ no supone la mejor de las compañías? ¿No debería ser la ventana un compañero, un aliado siempre, un confidente del mundo? El proyecto de arquitectura consiste así en la configuración de una imaginaria lista de invitados, la convocatoria de presencias irrenunciables en la celebración del espacio, la luz y la vida. Proyectar una ventana supone siempre elegir a un amigo.

Arq. Miguel Ángel Díaz Camacho. 
Madrid. Agosto 2014. Autor de Parráfos de arquitectura. 

Notas:
1 La propuesta del hueco horizontal moderno establece, más allá de cuestiones constructivas, lumínicas o paisajísticas, una profunda alteración de la tradicional cultura del habitar, en el sentido antropológico del término.
2 Ver Blanca Lleó, “Dos esquinas y una polémica”, Circo 41, 1997.
3 Ver Bruno Reichlin, “Une petite maison sul lago. La controversia Perret-Le Corbusier”, Lotus Internacional nº60, 1988, p. 58-83.
4 Auguste Perret. Ibídem, pág. 63.
5 Si la ventana vertical supone la aparición de un habitante en la obra de Perret, la columna interior (el piloti) supone la asistencia de un compañero silente y perdurable en la obra de Le Corbusier.

Publicado en Diseño

Un motociclista brasileño, Ricardo Azevedo, descontento por los crecientes precios de la gasolina en el país, ha creado una moto que usa agua en vez del combustible. En esta motocicleta la corriente eléctrica va al depósito de agua, donde se separa en hidrógeno y oxígeno a través de proceso de electrólisis, según explica el inventor. El hidrógeno se utiliza para alimentar el motor de la motocicleta, que puede recorrer hasta 500 kilómetros usando un litro de agua. Ricardo Azevedo asegura haber realizado varias pruebas de su invento.

La obtención de energía del agua y el uso de hidrógeno como combustible alternativo vienen siendo estudiados desde hace mucho, recuerda la agencia. ”Esto va a sustituir los combustibles fósiles y a reducir las emisiones del dióxido de carbono a la atmósfera”, comenta Azevedo, que espera usar el agua de un río cercano como estación de gasolina para su moto.

Publicado en Diseño

Durante el anuncio de Design Week México 2015, Emilio Cabrero, director del evento y Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la ciudad de México, anunciaron la candidatura de la capital mexicana para albergar la sede mundial del diseño en 2018.

Pero a la contienda se ha sumado otra ciudad latinoamericana, se trata de Curitiba, Brasil. Y hasta el momento la batalla será reñida entre ambas orbes, pues de acuerdo con Design Week UK, la competencia está encabezadas por las dos.

Las dos ciudades fueron preseleccionadas por el International Council of Societies of Design (ICSID), ente encargado de organizar el evento de diseño.

Cabe destacar que el título de World Design Capital es asignado cada dos años por el ICSID y el objetivo promover ciudades que utilizan el diseño para mejorar la vida económica, social y cultural.

¿Y por qué Brasil eligió a Curitiba? Principalmente es por que esa ciudad tiene un largo legado en cuanto a diseño, planificación urbana y movilidad, sin descuidar la preservación del medio ambiente, la sostenibilidad y calidad de vida. Por lo que busca consolidarse como un polo de diseño.

Finamente, el comité internacional visitará ambas ciudades para decidir cuál será la sede y el próximo 18 de octubre será anunciada la ganadora.

 

Publicado en Diseño Gráfico
En Australia comenzaron a implementar señales de tráfico de tinta electrónica, que informarán y en caso de necesitarlo se actualizarán para indicar una información necesaria, consumen hasta un 99 por ciento menos de energía, lo que permite un significativo ahorro, así que era sólo una cuestión de tiempo antes que las ciudades comiencen a utilizar esta tecnología para las señales.

Las nuevas señales inalámbricas están conectadas a Internet de las cosas y muestran el cambio de información vial, manteniendo informados a los conductores con las actualizaciones pertinentes. Funcionan con energía solar y por lo tanto el 100 por ciento auto-sostenibles y no susceptibles a problemas como cortes de energía.

Utilizan poca energía, ya que sólo se conectan a 3G en momentos pre-programados al iniciar o cuando reciben información nueva a través del software de Visionect. Son visibles a la luz del sol,  la tinta electrónica utilizada es la misma que la utilizada en los lectores de libros electrónicos y relojes inteligentes, por lo que cuando se acerca la noche, las pantallas tendrán iluminación y no se necesitarán señales auxiliares.

Publicado en Diseño Industrial
Tiene el tamaño de un carro de cuatro puertas, quizás un poco más pequeño, pero con capacidad para diez personas. No necesita conductor. Cuenta con acceso por ambos costados, con rampas para personas en situación de discapacidad y dos caras que le facilitan avanzar adelante y atrás, indistintamente. Es eléctrico, aunque se puede abastecer de energía solar, lo que asegura cero emisiones.

Así es el minibús del futuro, diseñado por el colombiano Édgar Sarmiento. Lo llamó Berlino y resultó ganador en dos categorías en el Urban Mobility Challenge: Berlin 2030, un concurso hecho por la empresa estadounidense Local Motors, que todos los años acerca a diseñadores del mundo para que participen en proyectos de transporte, y que en esta ocasión se enfocó en vehículos de movilidad urbana para la capital alemana, con miras al 2030.

"Berlino es un minibús inteligente. Es automatizado, como el carro que conocemos de Google que está en prueba. Se soporta en una aplicación, que establece un servicio que puede ser público o privado", explica Sarmiento, diseñador industrial de la Universidad Nacional.

Dice que en el futuro las personas antes de salir deberán planear su viaje y para ello se apoyarán en aplicaciones, como la que contempla su proyecto, que definirán medios de transporte y rutas para lograr un desplazamiento más ágil y cómodo.

d0972992f3

"Todo va a una base de datos automatizada, que busca rutas en común. Si la persona está en un punto, el sistema busca los vehículos disponibles en la zona y le dice dónde abordarlo", añade Sarmiento, de 24 años.

Las ventajas de un sistema de transporte soportado por aplicación ─dice─ son muchas. Una es que se adecúa a la demanda en tiempo real, es decir, que si hay muchos usuarios en una zona envía muchos buses; si no, no lo hace y evita congestiones. Así mismo, procura el uso eficiente de las vías, guiando al vehículo por donde no se está circulando.

El diseño de Sarmiento ganó en dos de las seis categorías: diseño de transporte público y favorita de la comunidad, en la que votan miembros de la red de Local Motors.

Además, con una variación de Berlino, el colombiano participó en la modalidad de carga, en la que ganó en transporte de carga y ocupó el segundo lugar en diseño de sistemas. "Berlino cargo tiene el perfil de un vehículo miltufuncional; es amplio, se pueden agregar puertas, es cómodo y busca eficiencia en el espacio", dice el joven diseñador.

Estos reconocimientos le representaron 7.000 dólares y le abrirán puertas a que su diseño pueda ser, a futuro, fabricado por alguna empresa automotriz.

a843ee670a

Su trabajo, aunque en otras áreas del diseño, ya había sido reconocido en otros concursos. Dice Sarmiento que participó tres veces en el Premio Mario Hernández y en el 2012 logró un tercer puesto.

Su trabajo de grado, que consistió en el diseño de un vehículo unipersonal eléctrico, ganó tres premios, uno en la Universidad Nacional, otro en la Javeriana y uno en la Icesi.

En noviembre de este año afrontará dos nuevos retos: un máster en Diseño de Transportes que cursará en Italia y la respuesta del Michelin Challenge Design, otro concurso en el que participó.

"Estos concursos de vehículos son los más complejos en el diseño de productos, pues demandan mucho tiempo. Por eso esperé a graduarme para participar en ellos. El de Michelin se hace cada año y en esta edición el tema fue Design for all (Diseño para todos, en español), pero enfocado en diseño regional", dice.

La propuesta de Sarmiento, un vehículo de transporte rural para Colombia, ya está entre los finalistas.

1237ae5d7aee0aa3240046e13cc2d205

 

 

*Artículo tomado del Periodico El Tiempo.
Publicado en Diseño Industrial

Los diseñadores españoles María Roca y Erika Biarnes han llegado con un sistema creativo y flexible para ayudar a las personas que no tienen mucho presupuesto y que desean fabricar sus propios muebles y decorar su casa de forma llamativa.


SNAP, el primer diseño de su compañía Be-elástica,  consiste en un soporte de acero que a modo de lazo se fija en cualquier superficie permitiéndole diseñar y fabricar diferentes objetos, desde un silla hasta un comedor, una estantería sencilla de superficie plana hasta una biblioteca. Este sistema de auto ensamble no requiere de herramientas o perforación alguna. SNAP también se puede utilizar con materiales tradicionales como vidrio o mármol e incluso le permite a los más osados reutilizar  las cosas que se encuentran a su alcance para personalizar sus espacios, reciclando otros objetos para crear cosas nuevas con elementos como: un tablero de ajedrez, un cajón viejo, una pintura, una tabla de skate o de surf… la imaginación es el límite.

Este sistema es una gran ayuda para todos los que quieren adquirir muebles flexibles que se adapten a su estilo de vida en lugar de conformarse con lo que le ofrecen las costosas tiendas de la ciudad.

large snap be elastic diy furniture 2

Imágenes cortesía de Be-elástica

Redacción Infinity Lab

Publicado en Arquitectura

Banner content

Detrás del lujo y la expectativa que suscitan los proyectos de arquitectura de élite en el mundo, en Colombia, un arquitecto colombiano se propuso construir una arquitectura social enraizada en lo más profundo de la identidad nacional y su conexión con la naturaleza.

El nombre de Martin Anzellini, suena con fuerza en las aulas de la Universidad Javeriana y la Universidad de Andes desde que llegó de trabajar en Europa e India. Su estudio “AGRA arquitectos” ha explorado el uso de diferentes tipologías y morfologías en pro de consolidar un estilo vernacular sin dejar de lado una visión contemporánea de la arquitectura.

Sus múltiples proyectos  oscilan tanto en variedad como en forma, abordando temáticas sociales en el ámbito residencial y urbanístico. Incluso, Martín ha introducido un término propio para la “arquitectura social”, definiéndola como “arquitectura necesaria” en tanto, toda arquitectura construida siempre tiene como objetivo beneficiar a la sociedad y es por ende de naturaleza social.

En la publicación del día de hoy, me refiero a dos proyectos que a mi criterio definen gran parte del estilo de Anzellini, por un lado el kiosco de “Hat Hut”  ubicado en el parque Tayrona y el “Centro Cultural de la Mezquita de Kilburn”, en reino unido. Tal vez estos dos proyectos no sean a simple vista los más emblemáticos que ha desarrollado este joven arquitecto, pero conservan en común el interés de crear una arquitectura inclusiva y fuertemente arraigada a su entorno social.

hat hut 1
"Kiosco Hat Hut" en el Parque Tayrona, Magdalena, Colombia.

El patio central se transforma en el epicentro del programa arquitectónico.  En el caso de “Hat Hut”, el patio, es la unión entre la tierra y el cielo; la conexión con el cielo diurno y nocturno está determinada por una claraboya hexagonal que distribuye las vigas del kiosco hasta sus extremos, convirtiendo la cubierta en una estrella de guadua que se pliega sobre sí misma, el suelo y el firmamento, transformándose en estructura y piel del proyecto.

En el caso del “Centro cultural de la Mezquita de Kilburn”, el proyecto busca convertir una edificación sagrada en un templo para el arte y en un espacio de convivencia; una arquitectura de lo público para sacralizar la cultura. En esta ocasión el patio principal de la Mezquita y antiguo espacio de congregación para la adoración, recupera su función con un propósito completamente nuevo: la de albergar a los fieles de las artes y la cultura que se congregan para rendirle culto al intelecto.

mesquita 1 filtered
Maqueta. Centro cultural Mezquita de Kilburn en Londres, Reino Unido.

Los patrones geométricos se repiten en la textura del patio, se trasladan al cruce de los arcos de la mezquita, la geometría es el juego de las formas preferido por la divinidad, concepto que se repite en las teselaciones y grabados en el diseño islámico, pero en este caso cambian de escala y se convierten en arquitectura.

Las columnatas de la mezquita se funden entre el basamento de las naves con la cubierta, de forma prolija, producto de una sencillez calculada que le otorga al espacio una profundidad que va más allá de la perspectiva.

Les anunciamos que Martín Anzellini será uno de los expositores en Behance Colombia Portfolio Review en la categoría de Arquitectura.

Para los interesados en conocer los trabajos de este arquitecto prominente pueden visitar su página web: http://www.agrarquitectos.com/

 

[Galería de Imagenes]

 

Publicado en Diseño

Banner content

Behance Network, la red de portafolios online más grande del planeta, presenta la tercera edición de Behance Portafolio Review Colombia, una iniciativa global que busca congregar a la comunidad de creativos de diferentes regiones de todo el país alrededor de las buenas ideas y el trabajo colaborativo.

El próximo jueves 21 de Mayo de 2015, en el Centro Ático de la Universidad Javeriana, arquitectos, diseñadores industriales, gráficos, artistas y fotógrafos, compartirán sus trabajos, experiencias y proyectos frente a la comunidad de miembros de Behance en Colombia y recibirán de parte de expertos asesoría especializada y retroalimentación a la hora de mejorar sus habilidades y desempeño en el mundo laboral. 

Este espacio, creado por Behance Network y traído por Behance Colombia. Busca promover el trabajo colectivo y unir a la industria creativa entorno a un foro de discusión.

Para reservar tu cupo para Behance Portafolio Review Colombia visite su página oficial:  www.behancecolombia.net

Instagram2

Fotografía y diseño por Andrés Calderón.
 

[Video]

Publicado en Tecnología

El pasado miércoles 29 de abril fue un día que quedó marcado en la historia de la tecnología como el día en que un grafitero –Katsu– modificó un dron para que pintará por él sobre un enorme cartel publicitario.

Este dron protagonizó sin duda un acto de vandalismo urbano; en concreto, pintar de rojo la cara de la modelo Kendall Jenner, imagen de la última campaña publicitaria de la marca Calvin Klein que cubre gran parte de la fachada de un edificio de seis pisos ubicado en la esquina de la calle Houston con Lafayette, en Nueva York, el cuál de buenas a primeras amaneció rayado. Eso sí, hay que resaltar que ningún ser humano se había arriesgado para llegar tan alto enviado a un dron a esas alturas, con órdenes más o menos precisas.

Días antes de boicotear la publicidad de Calvin Klein, el grafitero exhibió varios de sus lienzos pintados con un dron en la Feria de Arte Contemporáneo de Silicon Valley donde declaraba en una entrevista al “Center for the Study of the Drone” que por el momento solo usaba los drones para pintar sobre lienzos, pero que sus planes eran más ambiciosos.

KATSU-favourite

 “Quiero experimentar en las calles y crear enormes murales en sitios que son inalcanzables incluso para los artistas más temerarios y acróbatas”, especificó.

Si me preguntan, considero que técnicamente ambos son coautores de la obra, suena raro otorgarle el mérito a una máquina, pero es lo justo. Por un lado está el que controla el dron y por otro está la máquina. Y es que el fenómeno “dron” es una gran alternativa a medida que bajan de precio, conecta personas, vuela por lugares impensables, y es el momento perfecto para experimentar porque aún no hay regulaciones claras en esta tecnología. 

Según el diario The Wall Street Journal, el fabricante más popular de drones, la compañía china DJI reunió 75 millones de dólares en su última ronda de negociación. Sin duda una cantidad que supondrá un vertiginoso crecimiento de la industria global de drones.

Por tal razón no es extraño que la revista Wired fantasee con la idea de que a corto plazo las autoridades implanten una brigada antigrafiti equipada con solo drones que persigan a las máquinas voladoras que infringen la ley y limpien sus obras de arte, o sus destrozos (desde la perspectiva de cada quién), a toda velocidad.

Graffiti-drone-3

 Asimismo existen drones “buenos”; están los arquitectos: https://vimeo.com/33713231 los que se unen a otros drones para crear una maquina voladora grandiosa: https://youtu.be/_iq1d3wBHfE los que entregan libros a zonas remotas y son carteros al mismo tiempo:  https://vimeo.com/76965171 etc... 

 

Publicado en Diseño

Banner-content

El Coolhunting nace en Europa y Estados Unidos en la década de los 90, como una herramienta de investigación ante la necesidad de las marcas de saber qué pasa con el consumidor en sus ámbitos naturales, sus formas de pensar, sentir, expresarse y de ver la vida. El Coolhunting se trata de atrapar ideas que flotan en el aire y que aún no han llegado al mainstream y abordarlas de manera que sirvan para generar innovación.

¿Quiénes son los coolhunters?

Como el Coolhunting se trata de observar y analizar manifestaciones de nuevos estilos de vida, generalmente los Coolhunters son personas de una curiosidad transversal, es decir que les gusta y están el tanto de lo que pasa en el mundo en cuanto a cultura, arquitectura, moda, arte, gastronomía, diseño, manifestaciones urbanas, tecnología, deportes, tanto como lo que pasa en cuanto a marcas, emprendimientos y medios de comunicación. Son personas que se atreven a moverse fuera de su zona de confort, son viajeros urbanos, que les gusta y se adaptan a diferentes grupos sociales y encuentran ese valor diferencial que va a convertirse en la idea genial para inspirar un proyecto de innovación, sin prejuicios.

¿De qué fuentes beben los “cazadores de tendencias” para hacer sus predicciones de moda?

Más que predecir moda, lo que realizan los streetvisioners en la industria de la moda, es encontrar inspiración en un mundo más amplio que en el que se mueve el lenguaje especializado y los actores de la industria del diseño, del textil, la marroquinería y de los accesorios. El cazador de tendencias de moda observa e interpreta el mundo alrededor del usuario final, sus necesidades, anhelos, imaginarios, costumbres, creencias, y esto lo hace saliendo a la calle y nutriéndose de diversas experiencias en las ciudades. El Coolhunter ideal (para producto masivo, como para moda) debe estar en permanente monitoreo de medios de comunicación, tanto los masivos como los más independientes o especializados, medios locales tanto como internacionales, y en diversidad de temas y puntos de vista, para poder tener una aproximación panorámica de lo que llamamos estilo de vida, que es ese compendio de manifestaciones y consumos materiales e inmateriales en los cuales está inmerso el consumidor. Es en ese contexto diverso y amplio donde se encuentran las ideas de innovación para proyectar tendencias de moda, o de otra industria.

¿En qué ámbitos suelen nacer las tendencias?

El comportamiento de las tendencias de estilo de vida es nacer en ámbitos especializados o marginales y luego ir teniendo una propagación en ámbitos cada vez más amplios y masivos. Por ejemplo, puede que una tendencia se manifieste primero en el arte o la ciencia, que sea comprendida y promulgada por circuitos cerrados de personas y que vaya poco a poco siendo difundida y seguida por comunidades de personas más amplias, que tenga voceros que ayudan a dispersar esas formas de ver la vida, que se manifiesten en otras categorías más populares, hasta llegar al mainstream. 

¿En qué consiste el trabajo de un coolhunter?

El trabajo real del Coolhunter depende del tipo de proyecto de innovación en el que esté trabajando y de los objetivos que tenga que cumplir, pero en general consiste en estar atento a esos insights sobre estilos de vida que nos darán puntadas sobre a donde debería dirigirse la innovación. El Coolhunter es a la vez observador y analista, porque debe cazar ideas “cool”, pero ese factor “cool” deber estar en relación a una estrategia de marca, debe tener un sentido dentro de lo que una marca se propone.

¿Cómo es el proceso de trabajo de un coolhunter?

Para un Coolhunter debe existir primero un objetivo que le de contexto de análisis sobre lo que va a observar, y que al observar tenga un filtro sobre lo que es cool/relevante para el proyecto de innovación en el que se está trabajando. Luego el Coolhunter va a la vida real a observar, escuchar y dar cuenta de lo que sucede a su alrededor. Y luego por último nos ayuda a los analistas de tendencias a tener una visión más completa, veraz y profunda sobre el tema o estilo de vida que estudiamos y ya en una parte más creativa, a proponer los conceptos e ideas de innovación a partir de lo investigado.

¿Qué características tiene un coolhunter?

Deben ser personas exploradoras, aventureras, curiosas y con una gran pasión por descubrir y re-descubrir el mundo a su alrededor. Ese es el lado más romántico del Coolhunter, pero también debe ser una persona con una capacidad crítica y analítica más racional, para que al observar pueda discernir y enfocar lo que es cool pero sin relevancia, de lo que es cool porque es innovador y clave para proyectar una estrategia de marca. Un Coolhunter también debe ser 100% empático, y saber conectarse con los otros sin juzgar, debe ser un excelente escucha y nunca parar de hacer preguntas.

¿Para quiénes trabajan?

Los Coolhunters trabajan para marcas (no sólo de moda) que quieren generar innovación a partir de insumos de investigación, que tienen procesos rápidos de innovación y que necesitan seguir al consumidor en su día a día para siempre estar ofreciendo diferenciadores en sus productos y servicios. Los Coolhunters también trabajan para observatorios de tendencias, que necesitan nutrir sus reportes sobre nuevos consumos y estilos de vida y dar cuenta de lo que está pasando en el mundo. También algunos medios de comunicación tienen Coolhunters para cubrir eventos y noticias que hablen de innovación o de lo más vanguardista, realizando un análisis de lo que estas manifestaciones significan.

¿Qué hace que algo llame la atención de un coolhunter?

Lo “cool” siempre está enmarcado en los objetivos y estrategias de un proyecto de innovación en el que se esté trabajando. Algo puede ser interesante para un Coolhunter que trabaja en moda para cierta marca, pero no para alguien que trabaje para una marca masiva de alimentos. También depende del target con el que se esté trabajando. El Coolhunter debe tener ese sensor o sexto sentido para descubrir, perseguir y profundizar en esos elementos que a una marca le van a resultar claves para que su estrategia tome potencia, tenga mayor impacto en su target, se diferencie y adelante a la competencia, se adapte a los nuevos estilos de vida y se proyecte con continuidad hacia el futuro.

¿Qué conocimientos básicos debe tener un coolhunter para realizar bien su labor?

 Lo ideal para trabajar con coolhunters es que tengan la formación especializada y la estructura mental para poder realizar cacerías de tendencias que sean realmente útiles para dar luz a la innovación. Hoy en día ya existen estudios de mayor o menor duración especializados en Coolhunting. La formación del Coolhunter además de estimular las aptitudes que mencionaba, es un compendio de conocimientos provenientes del periodismo, el diseño, la antropología, la sicología y el marketing que permite realizar inmersión en diferentes tipos de grupos humanos y de contextos, y confiere una estructura intelectual con herramientas para analizar lo que sucede a su alrededor en relación con la estrategia de innovación de una marca. Debe también contar con algún manejo de medios audiovisuales como fotografía y video.

 

Lea también: Seminario de Coolhunting vol. 4

 

Eres comunicadora social, ¿cómo inició tu historia en el coolhunting?

Luego de estudiar comunicación social realicé  estudios de historia del Arte del siglo XX en New York y un master en Management de Empresas Culturales en Paris. En ambas ciudades realicé periodismo cultural y trabajé en diferentes museos y galerías de arte contemporáneo. Luego en Buenos Aires empecé a escribir sobre arquitectura, diseño y estilo de vida para diferentes medios internacionales, y ahí empecé a conocer y a comprender la relevancia de los fenómenos culturales y sociales en relación con estrategias de marca. Al volver a Bogotá tenía ya la idea de fusionar mi lado de periodista que le gusta investigar, con lo que sabía en diseño de conceptos y curaduría de contenidos que aprendí en el medio artístico, y con la definición de estilo de vida de los medios masivos que aprendí en el cono sur, y ver cómo se podía aplicar al marketing y al publicidad. Ahí comencé a leer y a construir un conocimiento sobre el Coolhunting y el estudio de tendencias con el fin de crear una empresa.

¿Cuándo empezó tu interés por las tendencias?

Al vivir en Buenos Aires y comenzar a realizar periodismo sobre arquitectura, diseño y estilo de vida.

¿Hace cuánto estableciste 360TrendLab?

360TrendLab nació en el 2008 al volver a Bogotá después de varios años de vivir en Estados Unidos, Francia y Argentina y de realizar muchos viajes.

¿Cuál es tu valor agregado como “cazadora de tendencias”?

Diría que es el estudiar muy bien el problema de negocio y el potencial del cliente para que al pasar a realizar reportes de tendencias sí le sean relevantes y tengan una dirección y un foco que ayude a proyectar la marca hacia el futuro. Siempre estudiamos tendencias con el fin de descubrir oportunidades para las estrategias de innovación de las marcas con las que trabajamos.

¿Cómo es un día de trabajo tuyo?

Además de las tareas puntuales sobre estudios de tendencias, o proyectos de innovación en los que esté trabajando o armando contenidos para conferencias, dedico gran parte de mi día a monitorear lo que pasa en todo tipo de blogs, portales, revistas y diarios para mantenerme informada de proyectos, casos, ideas y fenómenos que se estén dando en otras partes del mundo y a nivel regional y local. Manejo el equipo de Coolhunters de 360trendlab que son los radares de lo que pasa en las principales ciudades de Latinoamérica y de otras partes del planeta, allí mi trabajo es más de análisis y coordinación. También estoy en permanente contacto con personas más jóvenes que me están reportando de primera mano lo que pasa a su alrededor y su visión del mundo, y aprovecho toda salida a la calle para escuchar conversaciones, observar las personas, hacer preguntas y escuchar sus opiniones, lo que sienten, lo que piensan.

¿Qué buscan las empresas de moda en una compañía como 360TrendLab?

Que más que darles inspiración de diseño o de estéticas, les podamos ofrecer tendencias de estilos de vida, una mirada más amplia del mundo donde vive el consumidor, sus necesidades primarias y secundarias, sus anhelos, su forma de proyectarse, de vivir, de expresarse, sus imaginarios. Que podemos inspirarlos desde otros territorios que no son exclusivos al lenguaje del diseño de indumentaria y que son fundamentales en el panorama contemporáneo. Podemos comprender que la moda no es sólo ropa, sino que forma parte de la cultura y que también a nivel de negocio es una industria y un mercado que debe innovar para volverse relevante dentro de los consumos de los targets.

¿Qué tan desarrollado o qué tan conocido es el coolhunting en nuestro país?

Existen algunas empresas más conservadoras que otras, pero en general la innovación es hoy en día una tendencia en sí.  Aunque no todas las empresas de producto masivo comprendan que la innovación debe provenir de la investigación y que el Coolhunting es esa herramienta para alimentar la innovación, si existe una preocupación creciente en las distintas industrias por encontrar caminos para innovar, que no tengan que ser recorridos a tientas o a prueba y error, sino a través de procesos más elaborados.

 ¿Cuál crees que es el futuro del coolhunting?

El Coolhunting no es una actividad nueva porque siempre habrán hormigas exploradoras, curiosos innatos, personas que se preguntan el por qué de lo que sucede en medio de la rutina de la ciudad y reporteros de las formas de vivir de su tiempo, pero visto como una herramienta y una metodología de trabajo para marcas, mientras siga habiendo necesidad de competir en un mercado, sorprender y responder a un consumidor y generar estrategias innovadoras, el Coolhunting seguirá teniendo territorios para desarrollarse.

 Cuando se es una Pyme o una empresa ¿Cómo utilizar los reporte de tendencias de grandes observatorios de tendencias como WGSN, Trendwatching o Future Concept Lab?

Los reportes de tendencias de estos grandes observatorios traen información de vanguardia, el estado del arte de la innovación y las oportunidades que lanzan los trendsetters a nivel internacional. Toda esta información viene formulada como conceptos y siendo tan amplia y a la vez tan especializada no es evidente su aplicabilidad en un contexto local, con problemas de negocio reales y de cara a las demandas de consumidores con necesidades muy puntuales. Tampoco se puede prescindir de estos reportes (y de las noticias de innovación internacionales) ya que dan pistas hacia dónde se mueve el espíritu de nuestro tiempo, y analizan casos que a un mediano plazo se empezaran a volver más y más comunes.

En mi concepto la clave del éxito está en cruzar las tendencias globales con las locales, nunca tomarlas de manera literal, sino aterrizadas al estudio de lo que pasa en el contexto más próximo y como respuesta a un problema de negocio dentro de las circunstancias reales de la empresa.

 

 

Página 4 de 18

Síguenos